Plan pretende prohibir a las empresas contratar o despedir personas basándose en su orientación o identidad sexual

 7 noviembre, 2013

Washington

El Senado estadounidense aprobó este jueves un proyecto de ley histórico que prohíbe a las empresas contratar o despedir personas basándose en su orientación o identidad sexual.

La Ley de Discriminación en el Empleo (ENDA) fue aprobada con 64 votos a favor y 32 en contra, con respaldo tanto de demócratas como republicanos.

"El Senado se manifestó claramente para acabar con la discriminación en el trabajo", dijo el senador demócrata Jeff Merkely, quien encabezó la campaña para que se aprobara la ley en esta cámara de mayoría demócrata.

Pero la medida afronta un desafío importante en la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, donde su presidente John Boehner ya adelantó que se opondría al texto dado que según él puede causar daños a las empresas y daría lugar a cantidades de juicios costosos.

Grupos pro matrimonio igualitario celebraron el fallo
Grupos pro matrimonio igualitario celebraron el fallo

Dos oponentes a una propuesta similar hace 17 años, los republicanos John McCain y Orrin Hatch, respaldaron la medida esta vez.

"Estamos a punto de hacer historia en esta cámara", dijo la senadora republicana Susan Collins, una de las patrocinadoras de la propuesta de ley, poco antes de la votación.

El entusiasmo de los partidarios de la ley fue moderado por la realidad de que la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, casi seguramente ni siquiera debatirá la propuesta.

Grupos conservadores fuera del Congreso han dicho que la propuesta es contraria los valores familiares.

El presidente Barack Obama acogió con beneplácito la votación y exhortó a la Cámara de Representantes a considerarla.

"Un partido en una cámara del Congreso no debería interponerse en el camino de millones de estadounidenses que desean ir a sus trabajos todos los días y ser juzgados simplemente por la labor que realizan", dijo Obama en un comunicado. "Es hora de acabar con ese tipo de discriminación en los lugares de trabajo, no de facilitarla".