10 abril, 2013

Washington. AFP. Un alto comandante militar estadounidense dijo ayer que Estados Unidos solo interceptará un misil de Corea del Norte si constituye una amenaza para Washington o sus aliados.

Preguntado por legisladores si estaba de acuerdo en derribar cualquier misil lanzado por el régimen norcoreano, el almirante Samuel Locklear, jefe del Comando Asia-Pacífico, dijo: “Yo no recomendaría eso”.

Sin embargo, el almirante de cuatro estrellas expresó que “sin duda recomendaría” interceptar un misil de Corea del Norte “si fuera en defensa de nuestros aliados” o de Estados Unidos.

En medio de la especulación generalizada de que Pionyang podría estar preparando el lanzamiento de un misil, Locklear también afirmó que confía en que los militares de EE. UU. serán capaces de detectar rápidamente la trayectoria de cualquier misil. “No toma mucho tiempo”, dijo.