22 febrero, 2016
Alrededor de 30.000 asirios, una de las comunidades más antiguas convertidas al cristianismo, vivían en Siria antes del comienzo de la guerra en 2011.
Alrededor de 30.000 asirios, una de las comunidades más antiguas convertidas al cristianismo, vivían en Siria antes del comienzo de la guerra en 2011.

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) liberó este lunes a 42 rehenes asirios, pertenecientes a un grupo étnico de credo cristiano.

Con esta acción, han puesto en libertad a 197 secuestrados que mantenía cautivos desde hace un año en la provincia nororiental siria de Al Hasaka.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos destacó que dentro del grupo de liberados hay al menos 17 mujeres.

Un total de 224 asirios fueron secuestrados el 23 y el 24 de febrero de 2015 en la localidad de Tel Tamr y en otros pueblos de su periferia durante un ataque de los extremistas.

A lo largo del último año, el EI ha ido liberando a los rehenes en varias tandas, aunque tres de ellos fueron asesinados por los yihadistas.

Mientras, fuentes de la Iglesia Asiria del Este aseguraron al Observatorio que 24 de los secuestrados fueron puestos en libertad por los radicales a título individual y sin ningún tipo de mediación, aunque se desconoce su paradero.

El Observatorio indicó que la Iglesia ha pagado un rescate de $25 millones, que habría ido abonando poco a poco, a cambio de que el EI soltara a los secuestrados.

En Al Hasaka habita la mayor parte de los asirios de Siria, una minoría que también tiene presencia en Irak y Turquía.

Antes del inicio del conflicto en territorio sirio, en marzo de 2011, había 200.000 asirios, pero ahora solo quedan entre 15.000 y 20.000 en ese país.

Su idioma, el asirio, es una mezcla de acadio, una antigua lengua de Mesopotamia, y de arameo, que también se usa en la liturgia. Son cristianos y siguen a las iglesias Caldea, Siriaco-Ortodoxa y la Asiria del Este.

Etiquetado como: