21 septiembre, 2015

Beirut

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) ejecutó a nueve hombres y un niño a los que acusaba de homosexualidad, en el centro y norte de Siria, informó este lunes el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), ONG con sede en Londres.

Las jóvenes más lindas son reservadas a los jefes o a los clientes del Golfo
Las jóvenes más lindas son reservadas a los jefes o a los clientes del Golfo

Siete hombre fueron ejecutados en Rastan, una ciudad de la provincia central de Homs, "tras haber sido acusados de homosexualidad", indicó Rami Abdel Rahman, director del OSDH, que dispone de una vasta red de fuentes en el país, sumido en una guerra sangrienta desde hace cuatro años y medio.

Los yihadistas del EI también mataron a dos hombres y un niño por la misma razón en Hreitan, en la provincia septentrional de Alepo.

Según Abdel Rahman, estas ejecuciones fueron hechas en público, pero los combatientes del EI destruyeron todas las cámaras que pudieran haber filmado estos asesinatos.

El grupo yihadista sunita ha utilizado métodos brutales para imponer su poder en las regiones que controla en Siria e Irak, en las que proclamó su "califato".

En estos territorios controlados por el EI, la homosexualidad, la brujería o la lealtad al presidente sirio Bashar al-Asad son causa de pena de muerte.

Hasta hace poco tiempo, el EI lapidaba y tiraba desde altos techos a las personas accusadas de homosexualidad, según el OSDH.

El 24 de agosto, el Consejo de seguridadad de la ONU escuchó en Nueva York el testimonio de homosexuales sirios e iraquíes víctimas de persecución por parte del EI.

Según el OSDH, el grupo yihadista ha ejecutado a más de 3.000 personas, entre las cuales 1.800 civiles, desde junio de 2014.

Etiquetado como: