11 junio

Madrid

Varios miles de personas se concentraron este domingo en Barcelona para defender un referéndum sobre la independencia de Cataluña, que el gobierno regional pretende organizar a principios de octubre pese a su prohibición, constató un periodista de la AFP.

Delante del palacio de Montjuïc, el exentrenador del FC Barcelona, Pep Guardiola, ferviente independentista, leyó un manifiesto ante los asistentes -30.000, según el ayuntamiento; 47.000, según una fuente independentista- y el presidente autonómico, Carles Puigdemont.

"Votaremos aunque el Estado español no lo quiera [...] No tenemos otra salida: la única respuesta posible es votar", lanzó en catalán, castellano e inglés, pidiendo el apoyo de la comunidad internacional contra "los abusos de un Estado autoritario".

Pep Guardiola, antiguo jugador y entrenador del Barcelona FC, en una manifestación que pide respetar el referéndum por la independencia de Cataluña.
Pep Guardiola, antiguo jugador y entrenador del Barcelona FC, en una manifestación que pide respetar el referéndum por la independencia de Cataluña.

Guardiola fue técnico y jugador del Barcelona, equipo que también ha dado su apoyo a la consulta.

Carles Puigdemont anunció el viernes que el 1 de octubre se celebrará un referéndum, prohibido por el Tribunal Constitucional español, sobre la independencia de esta región de 7,5 millones de habitantes del noreste de España, que tiene una lengua y cultura propias.

En caso de victoria del "sí", los independentistas prevén iniciar la "desconexión" de España.

El Gobierno español, dirigido por el conservador Mariano Rajoy, se opone a esta votación y ha declarado que la impedirá, sin precisar cómo lo hará.

"Creo que la independencia es la única salida", declaró a la AFP Ramon Fon, jubilado de 67 años, que asistió a la concentración, organizada por asociaciones independentistas.

"Quiero el referéndum como un primer paso, y si mi posición es mayoritaria, alcanzar la independencia", agregó, con la bandera estrellada de los independentistas a la espalda.

Según un sondeo de un instituto gubernamental catalán, más del 73% de los catalanes está a favor de que se celebre un referéndum basado en el que Escocia organizó en 2014 con el acuerdo del Gobierno británico, una opción que Madrid rechaza.

Una pequeña mayoría (48,5% contra 44,3%) se opone a la independencia, según el mismo sondeo.

Miles de personas se reunieron este domingo en Barcelona para pedir respeto a la consulta sobre le independencia catalana.
Miles de personas se reunieron este domingo en Barcelona para pedir respeto a la consulta sobre le independencia catalana.

En noviembre de 2014, el Ejecutivo regional organizó una "consulta" simbólica, prohibida por Madrid, sobre la independencia: 2,3 millones de personas, de 6 millones de electores potenciales, participaron y 8 de cada 10 votaron a favor de la secesión.

Esto le costó al presidente autonómico de aquel momento, Artur Mas, ser condenado en marzo a dos años de inhabilitación.

Etiquetado como: