20 mayo, 2013
 Ciudadanos utilizan Internet en un cibercafé en la capital iraní. | AFP
Ciudadanos utilizan Internet en un cibercafé en la capital iraní. | AFP

Teherán. EFE . De cara a las elecciones presidenciales por celebrarse el próximo 14 de junio, las autoridades iraníes han aumentado los obstáculos para ingresar a Internet en las últimas semanas.

Dicho bloqueo se ha centrado en redes sociales VPN (redes virtuales privadas, utilizadas para sortear el bloqueo a Internet) y Proxy.

Un experto iraní en Internet, que pidió no ser identificado, dijo que “los servicios secretos han tomado todo tipo de medidas para ralentizar el uso de Internet y evitar el acceso a cualquier página que consideren potencialmente peligrosa para la seguridad”.

“Intervienen en especial en las redes sociales y VPN, además de reducir la velocidad de acceso de las compañías suministradoras de servicios y bloquean cada vez más páginas”, recalcó.

Un diplomático europeo, que también constató el incremento de problemas para el acceso a la red mundial, señaló que “temen que Internet, y en especial redes como Twitter o Facebook –muy flexibles y que permiten una comunicación muy rápida entre un gran número de personas–, puedan ser utilizadas contra ellos”.

Esta fuente recordó que en las protestas que siguieron a las denuncias de fraude en las presidenciales de 2009 ya se habían utilizado estas redes de Internet “para coordinar a los manifestantes, como sucedió después en los levantamientos de los países árabes”.

Por eso, unas páginas web ya están bloqueadas en Irán.

Ayer, el ministro iraní de Tecnología de la Información y Comunicaciones, Mohamad Hasan Nami, anunció que Irán había presentado a la Unión Internacional de Telecomunicaciones una propuesta para censurar la “dimensión inmoral de Internet”.

Etiquetado como: