Abandonará sus actividades tras siete décadas de servicio a la corona

 4 mayo
El Príncipe Felipe visitó el estadio de críquet Lord's Cricket Ground durante el miércoles 3 de mayo. FOTO: AFP.
El Príncipe Felipe visitó el estadio de críquet Lord's Cricket Ground durante el miércoles 3 de mayo. FOTO: AFP.

Londres

Felipe de Edimburgo, marido de la reina Isabel II de Inglaterra, abandonará los compromisos públicos en otoño tras siete décadas de fiel servicio, anunció este jueves el palacio de Buckingham.

"Su Alteza Real el duque de Edimburgo –que cumplirá 96 años en junio–ha decidido que no atenderá compromisos públicos a partir de otoño de este año", afirma un comunicado, que precisa que Felipe contó "con todo el apoyo de la reina" al tomar su decisión.

"El príncipe Felipe atenderá los compromisos previamente acordados entre ahora y agosto, tanto individualmente como acompañando a la reina. Luego, el duque no aceptará nuevas invitaciones", aunque "podría elegir participar en ciertos actos públicos de vez en cuando", agregó la comunicación.

En cambio, "Su Majestad continuará cumpliendo con un programa completo de compromisos oficiales con el apoyo de miembros de la Familia Real", concluye el comunicado.

Felipe de Edimburgo e Isabel II se casaron el 20 de noviembre de 1947, hace casi 70 años, y cinco antes del ascenso al trono de la reina.

El príncipe Felipe y su esposa, la reina Isabel en 1950. FOTO: Flickr/BiblioArchives
El príncipe Felipe y su esposa, la reina Isabel en 1950. FOTO: Flickr/BiblioArchives

"Es mi roca. Ha sido mi fuerza y mi sostén", dijo en 2011 la reina, poco inclinada a las muestras de cariño en público.

En la actualidad, seguía vinculado a 780 fundaciones, según el comunicado del palacio de Buckingham.

El anuncio pone fin a una noche de especulaciones sobre la salud de la pareja real, iniciada con la noticia de que todo el personal de Isabel II había sido convocado de urgencia al palacio de Buckingham para un anuncio de urgencia.

En el pasado, el duque de Edimburgo sufrió problemas de corazón que no le impidieron mantener un intenso programa de actividades. Sin embargo, Buckingham no ofreció nuevos detalles sobre su salud.

Eso sí, Isabel II y Felipe de Edimburgo parecían tener buena salud el miércoles. La reina se reunió en el palacio con la primera ministra británica, Theresa May, y Felipe hizo una visita a un club de cricket en Londres.

Inoportuno y de frases ocurrentes

Tataranieto de la reina Victoria como la propia Isabel, y de ascendencia alemana, el duque nació el 10 de junio de 1921 en la isla griega de Corfú, como príncipe de Grecia y de Dinamarca, quinto hijo y único varón de la princesa Alicia de Battenberg y del príncipe Andrés de Grecia.

"Creo que ya he cumplido con mi parte", dijo en una entrevista con la BBC en 2011, cuando cumplió 90 años y anunció ya que abandonaba el patronato de algunas fundaciones.

Su franqueza no se detuvo nunca ante lo políticamente correcto. En una ocasión, un niño le confesó que quería ser astronauta y el duque le respondió: "Nunca podrás volar, estás demasiado gordo".

El príncipe Felipe de Edimburgo junto a su esposa, la reina Isabel II de Inglaterra. / AFP
El príncipe Felipe de Edimburgo junto a su esposa, la reina Isabel II de Inglaterra. / AFP

A la activista paquistaní Malala Yousafzai, que estuvo a punto de morir a manos de los talibanes por defender que las niñas fueran escolarizadas, le espetó que "los padres envían a los niños a la escuela porque no los quieren en casa".

Cuando se le preguntó si le gustaría visitar la Unión Soviética, dijo: "Me encantaría visitar Rusia, aunque esos cabrones asesinaron a la mitad de mi familia" (en alusión a la suerte de los Romanov).

A un profesor de conducción escocés de Oban, le preguntó, explotando el tópico de la afición al alcohol de los escoceses: "¿Cómo te las arreglas para mantener a los nativos lo suficientemente lejos de la bebida para aprobar el examen?".

Si está casado con la Reina ¿Porqué Felipe de Edimburgo no es Rey de Inglaterra?

La respuesta se sencilla. En 1952, la Reina Isabel II de Inglaterra heredó la corona al fallecer su padre Jorge VI, pues era la hija mayor.

En materia real, tras quedar vacante la Corona por muerte o abdicación de su titular, se convertirá en rey su hijo de más edad. En el caso de ausencia de varones y de descendientes de éstos, entonces se convertirá en reina su hija de más edad.

Como el Felipe de Edimburgo no pertenece al linaje de la familia real –es griego de nacimiento– y sobre todo no sigue la famosa línea de la progenitura –la corona no le fue heredada a él sino a su esposa Isabel II–, no puede poseer más títulos que Príncipe Consorte, Duque de Edimburgo y Alteza real.

El caso cambia si la corona la ostentase un varón, pues la esposa sí pasa a llamarse Reina. Por ejemplo, así sucedió en España, cuando el príncipe Felipe de Asturias tomó el trono. Letizia Ortiz, su esposa, asumió como Reina consorte.