6 abril, 2012

Ciudad del Vaticano (AP). El papa Benedicto XVI comenzó las ceremonias por el Viernes Santo en el Vaticano, al arrodillarse para orar en silencio.

Benedicto apoyó los brazos en un reclinatorio cercano al altar central de la Basílica de San Pedro y oró durante la conmemoración solemne de la muerte de Jesucristo en la cruz. Horas después, Benedicto asistirá al Coliseo de Roma para encabezar la procesión tradicional del vía crucis.

El Pontífice, que cumple 75 años el 16 de abril, no cargaría la cruz, pero sí pronunciaría un mensaje al final de la procesión nocturna, iluminada por antorchas. Decenas de miles de fieles, entre romanos y visitantes, concurrirán al antiguo edificio para escuchar las palabras del Papa.

El domingo Benedicto oficiará la misa pascual en la Plaza de San Pedro.

Etiquetado como: