30 abril, 2013

Roma. AFP. Los disparos el domingo contra dos carabineros frente a la sede del Gobierno en Roma, resucitaron el fantasma de los “años de plomo” de fines de la década del 70, cuando Italia sufrió una oleada de atentados y secuestros de carácter político.

La desesperación social que la crisis está provocando en Italia ha sido relacionada con el tiroteo anteayer, cuando el nuevo Ejecutivo de Enrico Letta juraba el cargo el cargo.

Los disparos de Luigi Prieti, un desempleado de 49 años, contra los carabineros –uno de ellos corre el riesgo de quedar paralizado–, recordaron a muchos editorialistas los atentados sangrientos organizados en la década del 70 por las Brigadas Rojas (extrema izquierda) e inclusive el secuestro del estadista Aldo Moro , hace 35 años, cuando estaba por iniciar el primer gobierno de unidad nacional, como el que inauguró este lunes Letta.

“Los fantasmas que nos persiguen”, escribió Giovanni Bianconi en el diario Il Corriere della Sera , tras reconocer que el clima “de plomo” que reinaba entonces era muy diferente al actual, aunque la crisis económica y el descrédito de los partidos resulta similar.