Gobierno panameño revocó el asilo otorgado hace siete meses al opositor ecuatoriano Galo Lara, condenado en su país a 10 años de cárcel por un triple crimen, en una medida inédita en la historia diplomática

 20 mayo, 2014

Quito

A Galo Lara (primer plano) se le otorgó asilo político en Panamá, pero este lunes el gobierno canalero revocó el amparo.
A Galo Lara (primer plano) se le otorgó asilo político en Panamá, pero este lunes el gobierno canalero revocó el amparo.

Ecuador, envuelto en roces diplomáticos con Panamá, calificó este martes de "precedente histórico" la revocatoria panameña del asilo territorial dado en octubre al exdiputado opositor ecuatoriano Galo Lara, condenado por complicidad en un triple asesinato en su país.

"Este acto, que honra al Gobierno panameño, sienta un precedente histórico en la región y hace justicia a los familiares de las víctimas ecuatorianas", expresó la cancillería en un comunicado.

Agregó que Quito "acoge con beneplácito" el retiro del asilo al político, quien en setiembre de 2013 fue condenado en Ecuador a diez años de cárcel por complicidad en un triple asesinato -de una niño de cuatro años, su padre y madre- registrado en 2011, cuya autoría intelectual se atribuyó a la pareja sentimental de Lara.

Aún siendo parlamentario, Lara pidió asilo en Panamá aduciendo persecución política, argumentos que fueron aceptados entonces por el gobierno panameño. La decisión de concederle protección derivó en diferencias diplomáticas entre las dos naciones.

A raíz de la condena, el Congreso -controlado por el oficialismo- inhabilitó al representante del opositor Partido Sociedad Patriótica (PSP, del destituido exmandatario Lucio Gutiérrez, 2003-2005), mientras que la justicia solicita su extradición.

La cancillería señaló que Panamá "ha podido constatar que no existen elementos políticos que ameriten mantener" el asilo y que "el proceso, seguido ante el más alto Tribunal Judicial del Ecuador , ha permitido establecer la comisión de un delito común, por lo que el referido ciudadano debe cumplir con la sentencia".

"La decisión del Gobierno panameño confirma que la infracción cometida por Lara Yépez se trata de un delito común, con víctimas que no tuvieron ningún tipo de vinculación política", anotó.

El lunes, la cancillería panameña anunció que revocó el asilo a Lara porque hay "certeza" de la existencia de "delitos comunes y no una persecución política".

Lara también "violó en reiteradas ocasiones" disposiciones internacionales referentes a los asilados, quienes no pueden emitir opiniones ni ataques políticos contra las autoridades de las que alegan escapar, según Panamá.

El ministro de Interior de Ecuador , José Serrano, dijo el lunes que "Panamá reconoce que no hay persecución sino delito común. Insisto panameñas sobre todo se libran de delincuente peligroso".

"El femicida sin asilo(...) bien por Panamá, por los panameños y sobre todo las panameñas, hay una pena por cumplir", manifestó a través de su cuenta en Twitter.

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, quien el viernes recibió en Quito a su homólogo panameño, Francisco Álvarez, dijo en febrero que "confiamos recuperar diálogo al más alto nivel" tras roces diplomáticos.

En diciembre, Panamá llamó a consultas a su embajador en Quito ante la negativa ecuatoriana de devolverle un barco de bandera panameña, que transportaba 700 kg de cocaína, y a su tripulación, capturados en octubre de 2013 en aguas internacionales.

Un año atrás, Quito también llamó a consultas a su embajador, tras la molestia de Panamá por ser incluido en una lista ecuatoriana de paraísos fiscales, y desde entonces el diplomático no ha retomado sus funciones, como tampoco el diplomático panameño.

Hace seis meses, el presidente Rafael Correa tildó de insolente al gobierno de Panamá por plantear que Quito condicionaba la devolución del velero a la extradición de Lara.

Desde 1997 está asilado en Panamá el exgobernante ecuatoriano Abdalá Bucaram, defenestrado por el Parlamento al declarar su incapacidad mental -sin comprobación médica- para gobernar.

Bucaram, fundador del opositor Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), se mantuvo en el poder seis meses de los cuatro años para los que fue elegido en 1996.

Etiquetado como: