La aerolínea francesa Air France indicó que amenaza se realizó por teléfono

 17 noviembre, 2015

Washington

La aerolínea francesa Air France desvió este martes dos vuelos que despegaron desde Estados Unidos y que tenían como destino París al recibir amenazas de bomba por teléfono, informó la compañía.

Dos vuelos de AirFrance con destino a París desde los EE.UU. fueron desviados a causa de amenazas anónimas.
Dos vuelos de AirFrance con destino a París desde los EE.UU. fueron desviados a causa de amenazas anónimas.

Uno de los vuelos había despegado desde el aeropuerto de Dulles (Virginia, cerca de Washington) y fue desviado hacia Halifax (Nueva Escocia, Canadá), donde los pasajeros fueron evacuados.

El segundo de los vuelos había partido de Los Ángeles, en la costa oeste, y fue desviado a Salt Lake City (Utah, EE.UU.).

"Los pasajeros están siendo evacuados del avión. Ningún comentario sobre las razones del cambio de ruta del aparato", escribió la cadena canadiense CBC en su cuenta de Twitter, a propósito del avión que aterrizó en Nueva Escocia.

— Air France Newsroom (@AFnewsroom) noviembre 18, 2015

En las redes sociales los comentarios hacían referencia al aterrizaje de emergencia del aparato que había salido de Los Angeles, explicando que un importante dispositivo policial esperaba al avión en la pista de Utah.

"Fue desviado hacia Salt Lake City a causa de un incidente de seguridad", explicó una fuente de la agencia federal de aviación estadounidense a la cadena de televisión CNN.

El FBI asumió la investigación del vuelo en Salt Lake City, desviado por una amenaza recibida por teléfono después del despegue, dijo la portavoz del aeropuerto Bianca Shreeve.

Keith Rosso, de Santa Mónica, California, y quien viajaba en el vuelo de Los Ángeles con su prometida, dijo que "todo salió bien, todo iba genial, todo iba perfectamente" durante las dos primeras horas de vuelo, y de pronto la situación cambia.

"Los auxiliares de vuelo vinieron rápidamente y recogieron los platos, entonces hubo un anuncio de que íbamos a aterrizar de emergencia y que los auxiliares de vuelo estaban entrenados precisamente para situaciones como ésta", dijo Rosso a Associated Press por teléfono desde el aeropuerto de Salt Lake City.

Un agente del FBI entrevistó a los pasajeros tras el aterrizaje, señaló.

En Halifax, la policía montada de Canadá dirigía la investigación.

Nota del editor: Información actualizada a las 11 p. m