Naciones Unidas advierte sobre la creciente expansión de las drogas sintéticas

Por: Alexandra Araya M. 26 junio, 2014
Policías birmanos queman sustancias ilícitas durante el Día Internacional contra el Abuso de la Drogas.
Policías birmanos queman sustancias ilícitas durante el Día Internacional contra el Abuso de la Drogas.

Un cinco por ciento de la población adulta mundial consumió drogas en 2012, una cifra que se mantuvo estable respecto al año anterior, en contraste con la reducción del 13 % en el número de muertes, unas 183.000 por su uso, reveló este jueves en Viena la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

Así lo indica el Informe Mundial sobre las Drogas de 2014 de Naciones Unidas, que alerta del desafío que supone el auge de los estupefacientes sintéticos y la aparición de mercados virtuales ocultos en Internet.

El texto estima que en 2012 murieron 183.000 personas en todo el mundo por consumo de drogas, un descenso de casi el 13 % respecto al año anterior, cuando se calcularon unos 210.000 fallecimientos.

Según el Informe Mundial sobre las Drogas de 2014 de la ONU en años recientes "solo uno de cada seis consumidores de drogas a nivel mundial ha tenido acceso, o ha recibido tratamiento contra la drogodependencia cada año".

La UNODC calcula que a nivel mundial en 2012 entre 162 y 324 millones de personas consumieron por lo menos una vez alguna droga ilícita, principalmente cannabis, opioides, cocaína o estimulantes anfetamínicos.

Por otro lado, el texto estima que el consumo mundial de drogas parece haberse estabilizado, pero la producción creciente de opio en Afganistán es una causa de preocupación, detalla el informe Mundial sobre las Drogas 2014.

La agencia de Naciones Unidas dijo que la creciente producción de opio en Afganistán es un revés. Precisó que 209.000 hectáreas (unos 516.000 acres) se utilizaron para cultivar adormideras en 2013, es decir, 35% más comparado con las 154.000 hectáreas (380.500 acres) en 2012, lo que constituyó la tercera subida consecutiva.

A nivel mundial, el consumo de cannabis parece haber disminuido. Tal parece que la percepción de menores riesgos para la salud ha llevado a un mayor consumo en América del Norte.

No obstante, el documento difundido señaló que aún es pronto para comprender los efectos de los nuevos marcos normativos que han hecho legal, bajo ciertas condiciones, el uso recreativo del cannabis en algunos estados de EE.UU. y en Uruguay.

El organismo internacional llamó a tener un enfoque más intenso en la salud y los derechos humanos de todos los consumidores de drogas, en particular las personas que se inyectan drogas y viven con VIH.

"Quedan lagunas importantes en la prestación de servicios. En años recientes, solo uno de cada seis consumidores de drogas a nivel mundial ha tenido acceso, o ha recibido tratamiento contra la drogodependencia cada año", según la ONU.

Otro de los casos que señala es Marruecos que produjo 38.000 toneladas de cannabis en una superficie de cultivo de 52.000 hectáreas en 2012, cifras que mantienen a este país como principal productor y abastecedor de esta planta alucinógena, según el Informe Mundial sobre las Drogas de la ONU.

La Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito, indica que Marruecos está muy por delante del siguiente país en la lista, Afganistán.

La incautación de cannabis a nivel mundial en 2012 fue de 5.350 toneladas, frente a las 6.260 toneladas en 2011, y un 26 % del total de decomisos mundiales de cannabis (en hierba, o mayormente en resina o hachís) se realizaron en España.

Atentos. Yury Fedotov, director Ejecutivo de UNODC, dijo que el éxito sostenible en el control de las drogas requiere de un compromiso internacional sólido. "Esto es de particular importancia en el camino hacia la Sesión Especial de la Asamblea General sobre el problema mundial de las drogas en 2016", declaró.

La ONU alertó del surgimiento de nuevas tácticas, tales como crear compañías fantasmas y desviar los precursores dentro de los países para evitar los controles internacionales.

"Nuevos 'pre-precursores' no regulados han emergido rápidamente como sustitutos de los precursores para estimulantes de tipo anfetamínico regulados", indica el informe.

Fedotov solicitó una vigilancia estrecha: "Controlar los flujos de sustancias químicas a nivel mundial es de particular importancia dado el aumento en la producción y el tráfico de drogas sintéticas, los cuales no pueden ser controlados mediante los métodos tradicionales de reducción de la oferta tales como la erradicación de cultivos", declaró.