Vendavales complican demasiado la lucha de los bomberos

Por: AP 7 diciembre
Las llamas parecían envolver la población de La Conchita, California, este jueves 7 de diciembre del 2017.
Las llamas parecían envolver la población de La Conchita, California, este jueves 7 de diciembre del 2017.

Ventura EE. UU. Los incendios que azotan California estaban lejos de ser controlados este jueves, azuzados por feroces vientos, mientras miles de personas abandonaban sus casas llevándose sus posesiones de mayor valor.

La fuerza de los vientos usualmente se designa por colores, yendo de amarillo a anaranjado a rojo. Pero ahora ha alcanzado “código púrpura” ; es decir, extremo.

“Se vaticina que mañana (este jueves) habrá código púrpura, un color que nunca antes hemos usado” , dijo Ken Pimlott, director del Departamento de Incendios y Protección Forestal de California.

Los bomberos pronosticaron “condiciones extremas” para este jueves, con los vientos de Santa Ana, cuya escala se mide por colores, por primera vez en el máximo púrpura: casi 130 km/h.

El viento es el principal combustible de estos incendios, que obligaron el miércoles a la evacuación del acomodado barrio de Bel-Air, donde viven multimillonarios como la estrella del pop Beyonce, el empresario Elon Musk y el magnate Rupert Murdoch.

Dos incendios se registraron en Los Ángeles, al borde de la autopista 405, la más transitada del país con unos 400.000 vehículos al día, donde los autos eran bañados por una lluvia de cenizas y el fuego iluminaba el horizonte.

Los bomberos han logrado algunos avances, pero todo podría revertirse el jueves debido a la intensidad de los vientos.

Enemigo formidable

“Estamos hablando de vientos de quizás 128 kilómetros por hora”, expresó Pimlott. “Son vientos que harán imposible la lucha contra incendios”.

Semejantes vendavales son capaces de convertir un incendio pequeño en uno de gran magnitud, o capaces de transportar chispas ardientes de un lugar a otro para encender más leña.

“Las condiciones son las peores en 20 años debido a la baja humedad y el viento”, explicó el capitán Anthony Valdez, mientras ramas carbonizadas saltaban de los árboles.

Millones de teléfonos celulares emitieron un sonoro silbido la noche del martes entre San Diego y Santa Bárbara, una advertencia de las autoridades que significó extremo peligro por los fuertes vientos.

Las autoridades albergan la esperanza que la alerta telefónica llevará a la ciudadanía a mantener cautela y a evitar muertes.

Varios vehículos fueron presa de las llamas en las cercanías de la localidad de Sylmar, California.
Varios vehículos fueron presa de las llamas en las cercanías de la localidad de Sylmar, California.

El mayor incendio de esta última temporada es Thomas, en el vecino condado de Ventura, que arrasó casi 40.000 hectáreas y está contenido en 5%, según los bomberos de California.

Se extiende unos 16 km entre Santa Paula y el océano Pacífico. Amenaza con destruir 12.000 casas y comercios, con cientos ya devastados.

Una persona murió y fueron evacuadas más de 50.000.Durante la madrugada del miércoles, los intensos vientos empujaron el incendios hacia Santa Bárbara y Ojai, ahora la más amenazada, forzando nuevas evacuaciones y el cierre de la autopista 101 por varios kilómetros, indicaron medios locales.

“Se va a mover definitivamente”, dijo el sheriff del condado de Ventura, Garo Kuredjian. “Es un patrón de viento extraño”, aseguró, citado por el diario Los Angeles Times.

Paso arrollador

Melissa Rosenzweig, de 47 años, fue evacuada de su casa en Ventura pero regresó el martes, y vio que su vivienda permanecía en pie, pero muchas otras en esa misma calle quedaron reducidas a cenizas y escombros.

Ella y su esposo decidieron evacuar la zona nuevamente, albergando esperanzas de que la casa seguirá intacta.”Estoy sumamente preocupada, por supuesto. Nos sentimos afortunados, pero sabemos que la situación no ha terminado”, expresó.

David Karian y sus hijos recorrieron los escombros antes de caer la noche del miércoles. No quedó nada de lo que era la casa de sus padres: el esqueleto de una lavadora y secadora, el de un auto, parecían ser los únicos recuerdos de lo que alguna vez también llamó hogar.

“Es muy impresionante, mi madre aún no vino, no creo que quiera. Tuvieron esta casa por 35 años, la construyeron ellos mismos”, dijo el hombre, de 53 años.

“No sé qué estamos buscando, solo estamos buscando”, manifestó su hija Arroya, de 27 años, al interrumpir su inspección. “Encontramos un anillo de diamantes, un Virgen María completamente intacta”.

El servicio meteorológico de Estados Unidos extendió una alerta “roja” en los condados de Los Ángeles y Ventura hasta el viernes.

Las llamas se aproximaban a la autopista 101 al norte de Ventura, California, el miércoles 6 de diciembre del 2017.
Las llamas se aproximaban a la autopista 101 al norte de Ventura, California, el miércoles 6 de diciembre del 2017.

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró estado de emergencia en Ventura. Cuenta con apoyo federal y de bomberos de otros condados.

El 2017 ha sido el año más letal por incendios forestales: más de 40 personas murieron en más de una decena de incendios que devastaron una zona de viñedos en California en octubre.