Se cree que dejará las Islas Marshall el viernes y será llevado a El Salvador

 6 febrero, 2014

Majuro, Islas Marshall. AFP. El pescador salvadoreño José Salvador Alvarenga, que salió de la costa mexicana en 2012 y apareció la semana pasada en las Islas Marshall , se preparaba, ayer, para un viaje de regreso a casa rápido y cómodo después de pasar 13 meses a la deriva en aguas del Pacífico.

Alvarenga podría salir mañana hacia Hawái y de allí hacia El Salvador o México, indicaron funcionarios de las Islas Marshall.

“Lo más probable es que regrese a El Salvador”, dijo la portavoz de Relaciones Exteriores de las Marshall, Anjanette Kattil.

Ayuda mexicana. El Salvador no tiene relaciones diplomáticas con las Marshall, pero México sí, y un funcionario mexicano estaba el miércoles en Majuro, la capital, para coordinar su repatriación.

Alvarenga nació en El Salvador, pero llevaba años viviendo en México, en el estado de Chiapas, de donde dice que salió a pescar en diciembre del 2012 , se perdió y recorrió a la deriva unos 12.500 km hasta llegar a las Islas Marshall, sitas en el archipiélago de Micronesia, en el Pacífico sur.

En San Salvador, el vicecanciller, Juan José García, dijo que la Cancillería tramita la entrega de un pasaporte provisional para José Salvador Alvarenga.

“No me quiero comprometer con una fecha (para el regreso del náufrago), pero estamos trabajando para que en las próximas 48 horas pueda iniciar su viaje”.

Según García, se está buscando asistencia logística de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para repatriar a Alvarenga, lo que incluiría asumir el costo del boleto de avión y que personal de ese organismo lo acompañe hasta suelo salvadoreño.

Familia entusiasmada. Su familia en El Salvador lo está esperando en casa, incluso su hija de 14 años, Fátima Maeva, que dice no acordarse de su padre porque se fue a México antes de que ella naciera.

Alvarenga se ha hecho famoso en las Islas Marshall. “Mucha gente se acercó hasta el hospital para llevarle comida, ropa, artículos de aseo y mantas”, relató Kattil.

La historia de Alvarenga plantea todavía muchos interrogantes, tanto por el largo tiempo que logró sobrevivir en condiciones extremas, como por su aspecto físico, relativamente saludable cuando fue rescatado.

Jean Yves Chauve, médico francés especialista en condiciones de vida en altamar, expresó ser “escéptico” sobre el relato de Alvarenga, porque su alimentación no fue adecuada para sobrevivir.