25 mayo

Bruselas

El presidente francés, Emmanuel Macron, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, intercambiaron un particular apretón de manos este jueves en Bruselas, largo y sostenido, interpretado por algunos como un momento de diplomacia viril.

A Trump, una ex estrella de la telerrealidad, se le conoce por sacudir el brazo de sus visitas con su potente apretón de manos, pero el dirigente francés de 39 años parece que aguantó.

Ante las cámaras, junto antes de un almuerzo de trabajado en la embajada estadounidense en Bruselas, Macron resistió durante 5 segundos el embate del presidente estadounidense, con la mandíbula firme y la mirada fija en la de su homólogo.

Ambos mandatarios abandonaron a continuación el lugar para degustar un menú con tomate y mozzarella, ternera y chocolate belga.

Pero allí no acabó todo. Horas más tarde, en la sede de la OTAN, Emmanuel Macron tuvo que dar de nuevo la mano a Trump.

Bajo la mirada divertida de otros dirigentes, entre ellos la canciller alemana Angela Merkel y el secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg, un sonriente presidente estadounidense tiró ostensiblemente hacia él el brazo de su par galo.

No es la primera vez que el inquilino de la Casa Blanca atrae la atención del mundo con su vigoroso apretón de manos, ya visto en encuentros anteriores con los dirigentes japoneses y canadienses.

Etiquetado como: