Homs, Deir Zur y la periferia de Damasco fueron las áreas más afectadas

 30 junio, 2012
 En la ciudad de Binnish, en Idlib, miles de personas protestaron. | AFP
En la ciudad de Binnish, en Idlib, miles de personas protestaron. | AFP

El cairo. EFE y AFP. Las autoridades reprimieron ayer varias manifestaciones en distintas localidades de Siria, donde decenas de personas murieron por bombardeos o disparos de las fuerzas del régimen de Damasco, según fuentes de la oposición.

Los Comités de Coordinación Local informaron de la muerte de al menos 54 personas, mientras que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos habló de 43 muertos y la Comisión General de la Revolución Siria apuntó que fueron 25 los fallecidos.

El mayor número de víctimas se registró en las provincias de Homs (centro), Deir Zur (este), Idlib (norte) y en la periferia de la ciudad de Damasco.

Los Comités destacaron que ayer contabilizaron más de 600 protestas en distintos puntos del país, la mayoría en provincias de Hama (centro) y Alepo (norte).

Ese grupo subrayó que el Ejército bombardeó con cohetes las localidades de Shakshabu y Shelin, en Idlib, y atacó con artillería la ciudad de al-Rastan, en Homs.

En la provincia norteña de Alepo, los partidarios del presidente sirio, Bashar al-Asad, dispararon contra una multitudinaria manifestación en la zona de Afarin, al igual que en Deir Zur, donde hubo disparos contra una protesta en el área de al-Mayadin, detalló la misma organización.

Confirmación. La violencia precede a una reunión del grupo de acción sobre Siria que se celebrará hoy en Ginebra, confirmada ayer tras los encuentros preliminares del grupo preparatorio de altos funcionarios, manifestó un portavoz de Kofi Annan, el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe sobre el conflicto.

“Las discusiones preparatorias terminaron. Seguirán el sábado (hoy) a nivel ministerial”, dijo Ahmad Fawzi, quien ratificó una reunión que se temía que no tuviera lugar por las divergencias entre Rusia y Occidente.

Por iniciativa del emisario especial de la ONU y de la Liga Árabe, Kofi Annan, esta reunión ofrece un marco inédito, desprendido del formalismo del Consejo de Seguridad, para intentar alcanzar un consenso sobre los medios por incorporar al plan de seis puntos, adoptado en abril, pero que no fue aplicado en el terreno.

Etiquetado como: