24 abril, 2013

Bruselas. AFP. Las Damas de Blanco cubanas recogieron finalmente ayer el Premio Sajarov por la libertad del pensamiento que el Parlamento Europeo (PE) les otorgó en el 2005 y que desde entonces no habían podido recibir porque no tenían la autorización gubernamental para salir de la Isla.

“Ustedes son el símbolo de la resistencia contra el Gobierno cubano. Todos anhelamos el día en que los cubanos puedan hablar libremente, dijo el presidente de la Eurocámara, Martin Schulz.

“Ha pasado demasiado tiempo hasta poder entregar este premio por el valor que demostraron bajo la dictadura de su país”, subrayó al recordar los 6.602 casos de detenciones arbitrarias en Cuba en 2012.

Schulz entregó el galardón a la líder del grupo, Berta Soler, acompañada de Belkis Cantillo Ramírez y Laura Labrada Pollán, hija de la responsable del grupo, Laura Pollán, quien falleció en el 2011.

“Somos mujeres activistas de los derechos humanos. Hemos sido golpeadas, insultadas y vejadas”, dijo en su discurso Laura Labrada.

Las Damas de Blanco son las esposas y familiares de los 75 disidentes detenidos en la “primavera negra” del 2003 y condenados a largas penas de prisión.