Se estiman pérdidas de unos $3 millones para monopolio estatal

 7 diciembre, 2012

La Habana (AFP). La justicia cubana acusó por estafa a 13 personas que, con contactos en España y Canadá, operaban dos redes clandestinas de llamadas telefónicas internacionales y que, al parecer, causaron millonarios perjuicios al monopolio estatal de telecomunicaciones.

Seis de los 13 implicados están en prisión provisional. En teoría, ellos usaban “ilícitamente” y con fines lucrativos los canales de telefonía fija y móvil del monopolio Etecsa.

Uno de los involucrados trabajaba en una sucursal de Etecsa en La Habana y “suministraba información para la ilícita actividad”, señaló el diario Granma.

El cotidiano informó que una de las redes, vinculada a una empresa de telecomunicaciones de un cubano residente en Canadá, usaba un programa (informático) para que los mensajes enviados hacia Cuba fueran cobrados a otra tarifa, empleando indebidamente el canal (de telefonía móvil) de Etecsa.

La otra red, que funcionaba con fondos de una empresa (cuyo dueño también es cubano, residente en España) comercializaba llamadas hacia la isla desde otros países usando el sistema de telefonía fija de Etecsa, de modo que aparecieran como llamadas nacionales.

Se estima que las dos redes, que funcionaban desde 2009, causaron que el monopolio estatal dejara de percibir hasta $3 millones.

Los 13 implicados serán juzgados por realizar una actividad económica ilícita, para la cual el Código Penal establece penas de hasta tres años de prisión, y además por concepto de estafa, con penas de cuatro a 10 años.

Tanto en España como Canadá hay una creciente comunidad de cubanos emigrados.

Etiquetado como: