Asociaciones de homosexuales califican que referendo es discriminatorio

 8 noviembre, 2013

Zagreb

La pareja Richard Rawstorn y Richard Andrew (der.) y Jess Ives y Rachel Briscoe (izq.) dieron el sí durante el primer matrimonio del mismo sexo que se celebró en Nueva Zelanda.
La pareja Richard Rawstorn y Richard Andrew (der.) y Jess Ives y Rachel Briscoe (izq.) dieron el sí durante el primer matrimonio del mismo sexo que se celebró en Nueva Zelanda.

Los croatas decidirán en referéndum el próximo 1.° de diciembre sobre una reforma constitucional para que el matrimonio quede definido como la unión de un hombre y una mujer, cerrando así la puerta a las bodas entre personas del mismo sexo.

"Está usted a favor de que en la Constitución se introduzca la definición del matrimonio como unión entre hombre y mujer", es la pregunta de la consulta, lanzada a iniciativa de una asociación católica que logró reunir 740.000 firmas para solicitar ese cambio legal, y anunciada este viernes.

Las asociaciones de homosexuales han denunciado que este referendo es discriminatorio.

El propio primer ministro croata, el socialdemócrata Zoran Milanovic, ha calificado la iniciativa de los grupos católicos como de "homófoba, anticristiana y malintencionada".

Tanto Milanovic como el presidente del país, Ivo Josipovic, han anunciado públicamente que votarán "no" en la consulta.

De hecho, el Gobierno está estudiando cambios constitucionales que impidan que en el futuro se puedan convocar referendos sobre cuestiones que afectan a los derechos de las minorías.

El Ejecutivo de centro-izquierda también ha preparado una ley sobre parejas homosexuales que les otorga todos los derechos de los matrimonios, con excepción de la adopción.

Por su parte, la oposición conservadora respalda el cambio constitucional para vetar las bodas homosexuales.

Según la legislación vigente, para que la reforma sea aprobada, basta con que voten afirmativamente la mayoría simple de los participantes, independientemente del porcentaje del censo electoral que acuda a las urnas.

Las encuestas muestran que un 54% de los ciudadanos apoyan que la definición del matrimonio sea la unión entre un hombre y una mujer.

Etiquetado como: