3 junio, 2012

Buenos Aires. EFE. La Justicia argentina se prepara para recibir varias demandas en rechazo a las restricciones que impone el Gobierno a la compra de dólares, que potenciaron los circuitos informales y motivaron “cacerolazos” en algunos barrios de Buenos Aires.

La asociación civil bonaerense “Sepa Defenderse” prepara la presentación de una acción colectiva ante los tribunales para reclamar que el Fisco detalle cuál es la fórmula que aplica para rechazar la adquisición de divisas por parte de la población, anticipó ayer el presidente del grupo, Pablo Rodríguez.

La organización considera que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) está empleando un “mecanismo arbitrario” en los controles que realiza desde noviembre pasado a cada una de las operaciones con dólares en casas de cambio y bancos, añadió el titular de la asociación civil de defensa al consumidor.

“En los últimos días, recibimos unas 60 o 70 denuncias de personas que tienen problemas por la restricción de dólares. Los reclamos proceden de todas las clases sociales, desde aquellos que no pueden viajar al exterior hasta quienes deben pagar una prestación médica valuada en dólares o comprar un pequeño terreno para una vivienda modesta”, explicó Rodríguez.

Etiquetado como: