4 abril, 2016

México.

La Suprema Corte de Justicia de México inició, este martes, el debate sobre un amparo promovido por la Comercializadora Rubicón, que busca importar, sembrar, cultivar y comercializar cannabis y su sustancia activa THC.

La industria estadounidense de la marihuana aún depende mucho del efectivo.
La industria estadounidense de la marihuana aún depende mucho del efectivo.

La propuesta de resolución formulada por el ministro ponente, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, busca declarar inconstitucionales los artículos de la Ley General de Salud que impiden elaborar y comercializar medicamentos a base de cannabis.

Durante el debate, el ministro de la Corte Suprema, Eduardo Medina Mora, se pronunció en contra de debatir el amparo argumentando que no se trata de una compañía y menos de una empresa farmacéutica que se dedique a la investigación y desarrollo y a la producción de medicamentos para la salud humana.

El ministro puso en duda el objeto de la Comercializadora Rubicón y dijo que podría ser irregular o ilícito, y señaló que es una sociedad mercantil compuesta por dos socios, con un capital de 10.000 pesos ($571,7), no cuenta con trabajadores propios y no se encuentra inscrita en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio.

"La sociedad fue creada presumiblemente para poder solicitar el permiso de producción y venta de productos, y poder impugnar en vía de amparo la negativa de expedición de los mismos, al estar prohibidos por la Ley General de Salud", dijo el ministro.

"Estamos ante un situación en la cual el objeto y posible funcionamiento de la sociedad quejosa se encuentran sujetos al resultado incierto de un litigio constitucional", precisó.

Medina Mora afirmó que este amparo "impacta la política pública" y constituye una "intromisión indebida" ante determinaciones regulatorias del Congreso y el Ejecutivo.

Consideró que "el asunto no se encuentra lo suficientemente maduro desde un punto de vista jurídico, como para poder dar una respuesta coherente y responsable en vía de amparo".

Gutiérrez Ortiz Mena hizo por su parte un llamado a analizar el amparo y no cuestionar a la sociedad que lo presenta. Agregó que se trata de una solicitud legítima pues impugna la constitucionalidad de determinados artículos de la Ley General de Salud.

La continuación del debate sobre el amparo quedó programada para la sesión del martes en el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En noviembre pasado, la Suprema Corte aprobó el cultivo y consumo de marihuana con fines lúdicos a cuatro mexicanos, un fallo histórico que se considera allanó el camino a su legalización y replanteó la estrategia en la lucha contra las drogas en México.