26 marzo, 2013

Washington. EFE. La Corte Suprema de EE.UU. estudiará esta semana si es constitucional prohibir el matrimonio gay y para ello examinará dos casos que mantienen en vilo al país ante la rápida evolución de la opinión pública en su aceptación de este tipo de enlaces.

Los nueve jueces de la Corte Suprema escucharán hoy los argumentos a favor y en contra de la Propuesta 8 , una enmienda a la Constitución estatal de California que se aprobó en referendo en el 2008 y define el matrimonio como un enlace entre hombre y mujer.

Mañana recibirán a los defensores y detractores de la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA , por sus siglas en inglés), que define el matrimonio como la “unión entre un hombre y una mujer” e impide, por tanto, que los homosexuales casados en los estados donde es legal logren reconocimiento y beneficios fiscales a nivel federal.

El debate no se cerrará hasta junio, cuando se espera una decisión en los dos casos.

En el caso del desafío a la ley DOMA, pueden decidir derogarla y garantizar, por tanto, que las parejas gais casadas a nivel estatal reciban los mismos beneficios fiscales y de pensiones que las heterosexuales, o mantenerla en pie y dejar las cosas como están.

La Propuesta 8 es más compleja, ya que si los jueces la declaren inconstitucional podrían hacer que su decisión no se limite a California, sino que se extienda también a todos los estatutos y enmiendas constitucionales estatales que prohíben el matrimonio gay, algo que ocurre en 30 estados.