País pidió ordenar a Managua la suspensión de trabajos de dragado y labores en los dos canales artificiales en territorio en disputa

 22 noviembre, 2013

La Haya

En su discurso ante la ONU, el 24 de setiembre, la presidenta Laura Chinchilla dijo que los pueblos de Nicaragua y Costa Rica “deseamos y merecemos” vivir en paz, pero el Gobierno nicaragüense se empeña en impedirlo. El conflicto fronterizo dominó la agenda de su viaje. | AFP.
En su discurso ante la ONU, el 24 de setiembre, la presidenta Laura Chinchilla dijo que los pueblos de Nicaragua y Costa Rica “deseamos y merecemos” vivir en paz, pero el Gobierno nicaragüense se empeña en impedirlo. El conflicto fronterizo dominó la agenda de su viaje. | AFP.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) dio comienzo este viernes a la sesión en la que dará a conocer su fallo sobre la aplicación de nuevas medidas cautelares en una isla de 3 km2, reclamadas por Costa Rica, que acusa a Nicaragua de haber invadido y causado daños en ese territorio.

Costa Rica reclama una ampliación de las medidas provisionales que la CIJ dictó en marzo de 2011 en torno a la isla fluvial, denominada Portillos por Costa Rica y Haebour Head por Nicaragua.

El territorio de 3 kilómetros cuadrados, situado en el extremo este del San Juan, es un área declarada de interés mundial por la Convención Ramsar de protección de humedales.

La Haya ordenó a los dos países mantenerse fuera del área e impedir el ingreso de civiles o militares. Pero a criterio de Costa Rica, el país del norte alienta la entrada de activistas que le son afines y envió maquinaria para abrir dos canales artificiales, causando graves daños ambientales.

Nicaragua negó haber violado la orden de la CIJ y acusa a Costa Rica de orquestar una campaña en su contra.