13 abril, 2013

Pionyang. AP. Una exhibición de réplicas de proyectiles y cohetes rodeados de flores inaugurada ayer en Pionyang, pone de manifiesto el orgullo de Corea del Norte por su arsenal ilícito que ha puesto a la región en vilo.

El Gobierno norcoreano ha advertido de que tiene armas apuntando a sus rivales en caso de ser provocado, pero todavía no ha revelado planes específicos de disparar un proyectil ni efectuar otra prueba nuclear.

El aumento en las tensiones tiene lugar en momentos en que Corea del Norte celebra una serie de primeros aniversarios para su líder, Kim Jong-un, quien asumió el poder en diciembre del 2011 tras la muerte de su padre, Kim Jong-il.

Los norcoreanos también han empezado a celebrar el natalicio el 15 de abril del abuelo de Kim, Kim Il-sung, considerada la celebración nacional más importante. Los ciudadanos de Pionyang limpiaban ayer las escalinatas a la plaza, en preparativo para la multitud que rendirá homenaje a los Kim.

Etiquetado como: