Tras finalizar sin avances las tres últimas reuniones celebradas este mismo mes, delegados de ambas Coreas volvieron a fracasar en alcanzar un acuerdo

 17 julio, 2013

Seúl

Corea del Norte culpó este miércoles al Sur del fracaso de la cuarta reunión bilateral para reabrir el clausurado complejo industrial conjunto de Kaesong, celebrada en la víspera, y acusó a los representantes surcoreanos de " falta de sinceridad " a la hora de negociar.

"Las conversaciones finalizaron sin frutos por las afirmaciones infundadas y faltas de sinceridad del Sur a pesar de los sinceros esfuerzos del Norte " , expresó el régimen de Kim Jong-un a través de un comunicado publicado por la agencia estatal KCNA.

Tras finalizar sin avances las tres últimas reuniones celebradas este mismo mes, delegados de ambas Coreas volvieron a fracasar en alcanzar un acuerdo para reabrir el complejo industrial de Kaesong, y acordaron citarse de nuevo el próximo lunes 22.

Corea del Norte propone dialogar con Seúl para abrir complejo industrial - 1
Corea del Norte propone dialogar con Seúl para abrir complejo industrial - 1

Corea del Norte atribuyó el fracaso a que Corea del Sur " mostró una actitud deshonesta e hipócrita " y " creó obstáculos artificiales para solucionar los problemas al insistir en la culpabilidad (del Norte) sobre la crisis en la zona y en las garantías unilaterales contra la reincidencia " .

" El Sur acudió al diálogo sin un proyecto de acuerdo " , valoró la agencia norcoreana, tras asegurar que Seúl " solo pretendía llevar a cabo las conversaciones y prolongarlas " sin la intención real de alcanzar puntos en común.

En la cita de ayer, Corea del Sur planteó al Norte tres exigencias: la aplicación de medidas de salvaguarda para prevenir un nuevo cierre unilateral, la creación de un marco institucional para proteger a las empresas e internacionalizar el complejo, según el Ministerio de Unificación de Seúl.

El Gobierno surcoreano mantiene que el Norte se limitó, al igual que en las anteriores reuniones, a exigir la reapertura del parque industrial cuanto antes y sin condiciones previas.

De este modo, permanecen invariables las respectivas posturas de ambas partes, por lo que prevalece la incertidumbre sobre si será posible llegar a un acuerdo a corto o medio plazo que permita reabrir el complejo.

Corea del Norte decidió el 9 de abril, en plena etapa de tensión, retirar a sus aproximadamente 53.000 obreros que trabajaban para 123 empresas del Sur en el complejo de Kaesong, hasta entonces único proyecto conjunto vigente entre ambas Coreas.