Esta fuerza de seguridad se encargará de estabilizar el norte tras la intervención francesa contra los islamistas que controlan esa región

 25 abril, 2013

Nueva York (AFP). El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó hoy la creación de una fuerza de mantenimiento de la paz de 12.600 cascos azules encargados de estabilizar el norte de Malí tras la intervención francesa contra los islamistas que controlan esa región.

Esa misión integrada por las Naciones Unidas para la estabilización de Malí (Minusma), que relevará a la misión Misma (fuerza panafricana), será desplegada el 1° de julio próximo, si las condiciones de seguridad lo permiten, y “por un periodo inicial de 12 meses”.

En los próximos 60 días, el Consejo deberá determinar si la seguridad sobre el terreno es suficiente, indica la resolución, puesta a punto por Francia y adoptada por unanimidad.

La Minusma abarcará un máximo de 11.200 soldados y 1.440 policías, entre ellos algunos “batallones de reserva capaces de ser rápidamente desplegados”.

El texto autoriza a “las tropas francesas (...) a intervenir en respaldo a componentes de la Minusma en caso de peligro grave e inminente” para ellos “y a pedido” del secretario general de la ONU Ban Ki-moon.

Alrededor de mil soldados franceses permanecerán en Malí para oponerse a una eventual guerrilla conducida por los grupos islamistas. El ejército francés dispone también de bases de retaguardia en Senegal, Costa de Marfil y Chad.

Los cascos azules colaborarán con las autoridades de Malí en el establecimiento de “un diálogo político nacional”, la organización de elecciones “libres, equitativas y transparentes”, y la promoción de la reconciliación con los tuareg del norte del país.