Resolución fustiga la participación del Hezbolá sin nombrarlo no obstante explícitamente

 29 mayo, 2013
 El presidente de Líbano, Michel Sleiman, visitó hoy el pueblo de Arsal, cerca de la frontera con Siria. | AFP.
El presidente de Líbano, Michel Sleiman, visitó hoy el pueblo de Arsal, cerca de la frontera con Siria. | AFP.

Ginebra. (AFP). El Consejo de Derechos Humanos de la ONU condenó el miércoles la intervención de "combatientes extranjeros" al lado de las fuerzas armadas sirias en Quseir, y pidió una investigación de la ONU sobre la violencia en esa ciudad.

Una resolución en este sentido, preparada por Estados Unidos, Catar y Turquía, fue adoptada por el Consejo, por 36 votos contra 1 (Venezuela). Ocho países se abstuvieron y dos no votaron. Rusia y China no forman parte en la actualidad de los 47 Estados miembros del Consejo, y solo pudieron en consecuencia participar en los debates sin votar.

Los diplomáticos terminaron por ponerse de acuerdo sobre una resolución que condena "la intervención de combatientes extranjeros que luchan por cuenta del régimen sirio en Quseir, y expresa su profunda preocupación por el hecho de que su participación contribuye al deterioro de los derechos humanos y de la situación humanitaria, lo que tiene un impacto negativo serio sobre la región".

La resolución fustiga de esta manera la participación del Hezbolá sin nombrarlo no obstante explícitamente.

Etiquetado como: