El ataque tuvo lugar "tras consulta al gobierno interino de Libia"

 14 junio, 2015

Washington

El yijadista argelino Mojtar Belmojtar fue blanco de un ataque aéreo de Estados Unidos en Libia, dijo este domingo el Pentágono, sin confirmar de inmediato los informes locales de que resultó muerto.

elmojtar, un exjefe del grupo Al Qaida en el Magreb islámico (AQMI), era el comandante del grupo yihadista Al Murabitun.
elmojtar, un exjefe del grupo Al Qaida en el Magreb islámico (AQMI), era el comandante del grupo yihadista Al Murabitun.

"Puedo confirmar que el objetivo del ataque antiterrorista de anoche en Libia fue Mojtar Belmojtar", dijo el portavoz del Pentágono, coronel Steve Warren, en una declaración. "El ataque fue realizado por un avión estadounidense. Seguimos evaluando los resultados de la operación y daremos más detalles cuando sea oportuno".

El gobierno interino de Libia dijo en un comunicado posteado en su página de Facebook que "aviones estadounidenses llevaron a cabo una operación que concluyó con la muerte de Mojtar Belmojtar y de un grupo de libios pertenecientes a una organización terrorista en el este de Libia".

El ataque tuvo lugar "tras consulta al gobierno interino de Libia", agregó el texto.

Unas horas antes, en Washington, Warren había indicado que Estados Unidos había lanzado un ataque contra un blanco "terrorista ligado a Al-Qaida", sin brindar más detalles sobre la operación, conducida en una región en la que Washington había en el pasado actuado con drones.

Belmojtar, un exjefe del grupo Al Qaida en el Magreb islámico (AQMI), era el comandante del grupo yihadista Al Murabitun.

Considerado como el autor intelectual de la toma de una planta de gas en Argelia en 2013, en la que murieron 38 rehenes, estaba requerido por varios países.

Al Murabitun, leal a la red Al Qaida, nació en 2013 de la fusión de los "Los que firman con sangre" de Belmojtar y del Movimiento para la Unión y la Yihad en África Occidental (MUYAO), en el norte de Malí.

Belmojtar había reafirmado a mediados de mayo la lealtad de Al Murabitun a Al-Qaida y desmentido toda subordinación a la organización Estado Islámico (EI), proclamada por otro dirigente, lo que había dejado en evidencia serias divergencias internas en esa fuerza.

Sumergida en el caos desde la caída en 2001 de Muamar Gadafi, Libia es escenario de violentos combates entre milicias fuertemente armadas y cuenta con dos gobiernos y dos parlamentos.

Organizaciones yihadistas han aprovechado este caos, entre ellas el grupo Estado Islámico, que se implantó en el país el año pasado y anunció el 9 de junio haber tomado la ciudad de Sirte (450 km al este de Trípoli), así como una central térmica vecina.

Etiquetado como: