7 mayo

Saná. AFP. Cientos de casos sospechosos de cólera fueron registrados en los últimos días en Yemen, donde la reaparición de esta enfermedad es una de las consecuencias de la guerra civil que vive el país desde hace dos años, indicaron el domingo responsables yemenitas y Médicos Sin Fronteras (MSF) en Saná.

En total, se han detectado 1.681 casos sospechosos en 12 provincias, principalmente en el norte y el oeste del país, indicó Mohamed ben Hafedh, “ministro de Salud” de los rebeldes, citado por la agencia Sabanews.net, controlada por los insurgentes.

El representante de MSF, Ghassan Abu Chaar, declaró que su grupo “trató al menos 570 casos sospechosos de cólera en las últimas tres semanas” en varias regiones del país.

“Tememos que la enfermedad se convierta en una epidemia. En dos años de guerra el sistema de salud se derrumbó y varios hospitales fueron destruidos”, comentó.

La situación se agravó en Saná, la capital, donde los recolectores de basura están en huelga desde hace varios días para reclamar el pago de los salarios, provocando una acumulación de basura en la ciudad.

Los trabajadores de las zonas controladas por los rebeldes hutíes, que combaten contra las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, no reciben sus salarios desde octubre.

El cólera afecta a 10 provincias de Yemen, según un responsable de Salud. La enfermedad ya provocó al menos tres muertos en la provincia de Saná, tres en Ibb (centro) y cuatro en Hodeida (oeste).

Etiquetado como: