En tanto, este jueves murieron al menos 23 personas por causa de ataques aéreos en la ciudad de Mayadin, en el este Siria

 15 septiembre, 2016
Refugiados sirios en busca de agua en el campo de refugiados en la frontera noreste entre Jordania y Siria.
Refugiados sirios en busca de agua en el campo de refugiados en la frontera noreste entre Jordania y Siria.

Washington

Estados Unidos acusó este jueves a Siria de bloquear la ayuda humanitaria destinada a la población asediada, y amenazó con no cooperar militarmente con Rusia en caso de violación del acuerdo rusoestadounidense sobre el alto el fuego.

El vocero de la Casa Blanca Josh Earnest dijo que Rusia es la responsable de asegurar que su aliado Bashar al-Asad, el presidente sirio, permita la entrada de los convoyes de Naciones Unidas a ciudades como Alepo.

"En este momento, camiones que podrían aportarles ayuda vital están a la espera en el lado incorrecto de la frontera" entre Turquía y Siria, dijo Earnest.

"Y eso es responsabilidad directa del régimen de al-Asad y de sus benefactores de Moscú", aseveró.

Por otra parte, el portavoz del Pentágono, Peter Cook, advirtió que a menos que Rusia sea capaz de convencer a Al Asad tanto de detener los ataques contra los grupos rebeldes como de permitir la entrada de la ayuda humanitaria, la cooperación militar no se producirá.

La semana pasada, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, acordaron presionar a las partes del conflicto en Siria para que cesen la lucha y permitan la entrada de ayuda.

Una vez que Washington y Moscú estén de acuerdo en que el cese del fuego se mantuvo durante siete días consecutivos, articularán una unidad conjunta para coordinar ataques de Estados Unidos y Rusia contra los grupos yihadistas.

El alto el fuego se inició en la noche del lunes, pero el portavoz del Departamento de Estado Mark Toner rechazó dar una cifra de los días días en los que se ha mantenido efectivo o sobre cuándo podría comenzar la cooperación.

"Ciertamente no estamos allí todavía", señaló. "Claramente el objetivo es llegar a un 100% de la reducción de la violencia. Pero no estamos allí y no afirmamos que estemos allí".

En medio de la violencia

Mientras tanto, este jueves al menos 23 civiles murieron en bombardeos aéreos sobre la ciudad de Mayadin, en el este Siria, en manos del grupo Estado Islámico (EI), anunció el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

"Las víctimas mortales fueron 23, entre ellos nueve niños", afirmó el director del OSDH Rami Abdel Rahmane, quien precisó que uno de los ataques tenía como objetivo una escuela que albergaba a personas desplazadas por la guerra.

Otros 30 civiles resultaron heridos en estos ataques aéreos, agregó Abdel Rahmane, sin poder indicar si se trató de la aviación rusa, siria o de la coalición internacional antiyihadista dirigida por Washington.

Etiquetado como: