10 marzo, 2014

París AP La Interpol dijo el domingo que ningún Gobierno verificó su banco de datos, que contenía información con la que se habría detectado el uso de dos pasaportes robados para abordar el avión desaparecido de Malaysia Airlines, con 239 personas a bordo.

“Aunque es muy pronto para conjeturar sobre cualquier vínculo entre estos pasaportes robados y el avión perdido, es claramente de gran preocupación que cualquier pasajero haya sido capaz de abordar un vuelo internacional utilizando un pasaporte robado listado en la base de datos de Interpol”, dijo en un comunicado Ronald K. Noble, secretario general de la agencia.

Aunque la Policía Internacional, con sede en la ciudad francesa de Lyon, ha estado alertando durante años sobre el fraude con pasaportes, la gente ha sido capaz de abordar aviones millones de veces con estos, sin que se revisen registros de documentos robados, afirmó Interpol.

Interpol dijo, en una declaración, que investiga el resto de los pasaportes usados en el vuelo MH370 y que trabaja para determinar las “verdaderas identidades” de los pasajeros que usaron los pasaportes robados.

En una áspera crítica a las anomalías en los controles nacionales de pasaportes, la Policía Internacional dijo que estaba examinando otros pasaportes sospechosos y trabajando para determinar las verdaderas identidades de los pasajeros que utilizaron los pasaportes robados para abordar el Boeing 777 de Malaysian que desapareció el sábado menos de una hora después de despegar de Kuala Lumpur, Malasia, con destino a Pekín.

Las dos denuncias sobre el robo de pasaportes se hicieron en Tailandia.