Varias líneas de tren suspendieron temporalmente sus servicios para controlar las vías

 5 mayo, 2014

Un poderoso sismo de 6 grados de sacudió la mañana de este lunes el centro de Tokio, sin llegar a provocar un sunami, pero dejando 17 heridos leves.

El terremoto se produjo con epicentro en la isla Izu Oshima, a 98 km al sur de la capital, y a 155 km de profundidad, según el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS).

Primero se notaron unas vibraciones muy ligeras que luego se transformaron en violentas sacudidas, constataron periodistas de la AFP.

Según la prensa local, 17 personas resultaron heridas de levedad al caerse cuando intentaban ponerse a salvo. El anterior balance era de 11 heridos.

El USGS revisó al alza la magnitud del terremoto, de 5,8 a 6.

Los movimientos más fuertes se registraron en el centro de Tokio, en donde se encuentran los ministerios y administraciones del país, según los datos facilitados por la agencia.

Este lunes, día de los niños feriado en Japón, muchos habitantes de la capital se despertaron por las sacudidas, que a ratos impedían aguantar de pie, para resguardarse en los lugares más seguros de sus viviendas.

La televisión pública NHK interrumpió de inmediato sus programas para dar las primeras informaciones.

Varias líneas de tren suspendieron temporalmente sus servicios para controlar las vías. El tráfico era normal en el aeropuerto de Tokio-Haneda, abierto día y noche.

La compañía eléctrica Tokyo Electric Power (Tepco) indicó que no se registró ninguna anomalía en el centro nuclear de Fukushima, ubicado a unos 200 km al noreste de Tokio, ni tampoco en las restantes instalaciones nucleares afectadas por el sismo, según NHK.

Etiquetado como: