16 enero, 2014

El Cairo. AP. Pese a que el día anterior hubo violencia esporádica, los egipcios salieron resueltos a votar el miércoles en el segundo y último día de un referendo clave sobre la nueva Constitución .

La consulta es un hito en la hoja de ruta respaldada por los militares para elegir un presidente, y una prueba de la opinión pública sobre el golpe que derrocó al presidente islamista Mohamed Mursi , el 3 de julio pasado.

La votación ha dejado en carne viva las profundas divisiones entre los partidarios de la Hermandad Musulmana de Mursi y las fuerzas militares y de seguridad, respaldadas por una buena parte de la población que desea estabilidad después de tres años de violencia y problemas económicos desde el levantamiento del 2011 que derrocó al régimen autoritario presidido por Hosni Mubárak.

Una votante egipcia muestra su signo de apoyo al general Al Sisi. | AFP
Una votante egipcia muestra su signo de apoyo al general Al Sisi. | AFP

La nueva Carta, que es una versión con numerosas enmiendas de la que redactó Mursi, seguramente será aprobada por la mayoría después de recibir al apoyo casi unánime de los medios de comunicación, que respaldan a la cúpula militar.

Quienes hicieron campaña contra la nueva Constitución fueron arrestados y ahora encaran cargos. A los sospechosos de tener vínculos con la Hermandad se les impidió supervisar la votación y los encargados de la supervisión fueron cuidadosamente seleccionado.

Etiquetado como: