En el 2007, el presidente Hugo Chávez ya había tomado igual medida

 1 mayo, 2016

Caracas

Los venezolanos adelantaron este domingo 30 minutos sus relojes como consecuencia del cambio de hora oficial ordenado por el gobierno de Nicolás Maduro, que busca enfrentar una aguda crisis energética en este país sumido en una dura situación económica.

A las 2:30 a.m., los relojes en Venezuela cambiaron a 3:00 a.m., con lo que la hora oficial es, desde este 1.° de mayo, cuatro horas menos con respecto al meridiano de Greenwich (GMT -4) y no cuatro horas y media.

Jesús Escalona, jefe de la Hora Legal de Venezuela (HLV), ajustó el reloj atómico ubicado en el Observatorio Naval Cagigal, en Caracas, donde mostró los controles para corregir "que sean las cuatro horas exactas (menos) al meridiano de Greenwich".

Maduro, quien se disponía a encabezar la tarde de este domingo -lluvioso en Caracas- una marcha que culminará en las afueras del palacio de Miraflores (sede del Gobierno), recordó la noche del sábado, en cadena de televisión y radio, el cambio horario como medida necesaria para encarar la crisis energética.

Aunque las autoridades anunciaron repetidamente la ejecución del adelanto de hora en los últimos días, muchos se confundieron. Feligreses llegaron con media de hora de retraso a la misa de la 7:00 a. en la iglesia San José de Chacao, contó el sacerdote Juan Carlos Benítez.

En cuanto a las empresas de telecomunicaciones, una fuente de la multinacional española Movistar -que ofrece telefonía móvil y TV por suscripción-, explicó que ya se realizaron "todos los cambios" en sus plataformas.

Añadió que está "a la espera de que los proveedores internacionales (Android, iOS, y otros) ejecuten el cambio en las tablas de origen de los sistemas operativos".

Durante la mañana de este domingo no todos los usuarios habían recibido la actualización automática en sus equipos móviles.

En el caso de la telefónica estatal Catnv y Movilnet, no se habían reportado problemas en transmisión de datos o voz.

Asimismo, operadores turísticos explicaron que no habían tenido incidencias de problemas con los vuelos de las líneas aéreas.

Crisis eléctrica. Venezuela había retrasado su hora 30 minutos a fines del 2007 también para, paradójicamente, ahorrar energía, por orden del entonces presidente Hugo Chávez, fallecido en el 2013.

El nuevo cambio en la hora es parte de una batería de medidas del gobierno de Maduro para reducir el consumo eléctrico en Venezuela, aquejado por cortes programados de cuatro horas, según un plan de racionamiento que se aplica a casi todo el país -excepto Caracas-, pero también por apagones intempestivos de varias horas de duración.

El gobierno justifica los cortes de energía y otras medidas por la sequía que causa el fenómeno de El Niño, afirmando que es la peor en 40 años y que ha vaciado los embalses de represas como la de El Guri, que provee al menos el 60% de la electricidad de Venezuela.

Las medidas para frenar el consumo eléctrico también incluyen la reducción de la jornada laboral en el sector público a tan solo dos días por semana y la decisión de que las escuelas solo impartan clases de lunes a jueves.

Asimismo, los centros comerciales -al igual que los hoteles- deben generar buena parte de la electricidad que utilizan, por lo que decidieron permanecer menos horas abiertos.

La crisis eléctrica ha exacerbado el descontento social en contra del gobierno, en ciudades como Maracaibo (noroeste), la segunda del país, se registraron esta semana focos de protesta que incluyeron saqueos

 El nuevo cambio en la hora es parte de una batería de medidas del gobierno de Maduro para reducir el consumo eléctrico en Venezuela.
El nuevo cambio en la hora es parte de una batería de medidas del gobierno de Maduro para reducir el consumo eléctrico en Venezuela.

Con este marco, el mandatario decretó el sábado un aumento de de 30% en el salario mínimo, en medio de un clima de descontento por la dura crisis económica, que incluye una inflación de tres dígitos que en 2015 fue de 180,9%.

Según las encuestadoras Venebarómetro, el 60% de los venezolanos es favorable a la revocación del mandato de Maduro, tras cumplido la mitad de su gobierno de seis años.

Esta misma semana la oposición, reunida en la coalición Mesa de la Unidad Democrática, aseguró haber reunido casi dos millones de firmas, diez veces más que las necesarias para pedir a la autoridad electoral que active el proceso de referendo revocatorio contra Maduro.

Etiquetado como: