9 junio, 2015

Roma

El papa Francisco a su llegada el domingo a Roma. | EFE
El papa Francisco a su llegada el domingo a Roma. | EFE

Dos concejales de la ciudad venezolana de San Cristóbal que llevan desde el viernes en huelga de hambre cerca del Vaticano aseguraron este martes que pretenden que el papa Francisco les reciba.

José Vicente García y Martín Paz piden desde hace cuatro días en Roma la mediación del pontífice para que el Gobierno de Nicolás Maduro libere a los presos políticos de Venezuela.

Hoy, Martín Paz declaró que esperarán el tiempo necesario hasta poder ver al papa Francisco.

“En Venezuela hay mucha fe y mucha esperanza en lo que pueda suceder aquí en el Vaticano con respecto al tema de los derechos humanos y la persecución política en Venezuela”, dijo Paz.

Explicó que en estos días se han reunido con un miembro de la Secretaría del Estado del Vaticano, monseñor Carlos Mendiola Martínez, que se ha mostrado preocupado por su salud y les ha intentado persuadir de que abandonaran la huelga de hambre.

Afirmó también que está “mentalmente fuerte” tras estos cuatro días de ayuno, que se consideran la voz internacional de lo que sucede en Venezuela y que con esta huelga pretenden sensibilizar un poco al Vaticano, ya que saben que el papa conoce la situación de su país.

Paz se mostró convencido de que recibirán una respuesta positiva del pontífice que sirva de señal de esperanza para el pueblo venezolano, mientras José Vicente García indicó que esta huelga de hambre es una presión a favor de que se respeten los derechos humanos de Venezuela y no una presión para el Vaticano.

“Tenemos mucha fe y mucha esperanza en nuestro papa latinoamericano”, dijo García, que relató que el arzobispo de Argentina, Adrián Guedes, se acercó recientemente a verles y les pidió paciencia.