6 septiembre, 2015

Ankara

Varios soldados turcos murieron el domingo en un ataque atribuido a milicianos del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) en el sureste del país, informaron medios locales.

El número exacto de militares que perdieron la vida en el ataque en la localidad de Daglica no fue comunicado. El primer ministro Ahmet Davutoglu convocó una reunión de seguridad de urgencia en Ankara.

En julio, fueron aviones de combate turcos lo que atacaron siete posiciones de los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak.

PKK hizo anuncio. En una declaración publicada en la página web de su brazo armado, el PKK afirmó haber matado a 15 soldados en "un acto de sabotaje y varios ataques".

De acuerdo al canal de noticias NTV, los milicianos hicieron estallar minas en el momento en que pasaba un convoy militar en la localidad de Daglica.

En represalia, aviones caza turcos bombardearon una docena de posiciones del PKK en esta zona situada en la frontera con Irak.

Un hombre trata de despejar los escombros tras el ataque en que murieron varios soldados turcos.
Un hombre trata de despejar los escombros tras el ataque en que murieron varios soldados turcos.

El presidente del gobierno islamo-conservador Recep Tayip Erdogan expresó su consternación por el ataque, pero no dio un balance exacto del número de víctimas. "Las informaciones recibidas por el jefe de estado mayor son entristecedoras", agregó.

"Las condiciones meteorológicas no eran favorables en la zona. El incidente se produjo durante una operación de limpieza. Hubo un atentado con una mina", refirió el jefe de Estado, prometiendo una respuesta "muy particular y decisiva".