14 mayo, 2016
El Concejo de Austin aprobó una normativa que obligaba a estas compañías californianas a someter a sus conductores a un registro de antecedentes penales a través de la huella dactilar, algo a lo que Uber y Lyft se negaron.
El Concejo de Austin aprobó una normativa que obligaba a estas compañías californianas a someter a sus conductores a un registro de antecedentes penales a través de la huella dactilar, algo a lo que Uber y Lyft se negaron.

Montevideo, Uruguay

La intendencia (alcaldía) de Montevideo anunció este sábado un endurecimiento de las medidas contra la aplicación de transporte en conjunto Uber, luego de que el gremio de taxistas amenazara con una demanda multimillonaria.

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, señaló que autorizó una duplicación del monto de las multas que pueden aplicarse a los choferes de Uber, que circulan sin autorización por la ciudad.

Las multas pasarían a ser de unos $2.000 (dólares estadounidenses) al tipo cambio actual, indicó el jerarca en declaraciones al canal 4 local reproducidas por el diario El Observador este sábado.

Además "se va a intensificar la fiscalización", dijo Martínez, siempre según el diario.

El intendente de la capital uruguaya sostuvo que espera que el Congreso local apruebe una ley que permita "bloquear la frecuencia" de Uber "y si cambian la frecuencia al toque (rápidamente) bloquear la frecuencia que tengan".

Los propietarios de taxis de la capital amenazan con una demanda por $300 millones contra la alcaldía por permitir que los coches que trabajan con Uber circulen por la ciudad, cuando la normativa local vigente expresamente señala que vehículos particulares no podrán cobrar por transportar personas.

Hasta ahora, Uber, que funciona desde el 2015 en Uruguay, ha cubierto las multas a quienes trabajan con su sistema.

El año pasado, los taxistas llegaron a invadir un hotel montevideano donde la firma estadounidense capacitaba a choferes para trabajar con sus vehículos particulares a partir de la aplicación para celulares.

Uber permite que un usuario que posea tarjeta de crédito internacional pida transporte que es brindado por un particular.

A diferencia de los choferes de Uber, en Uruguay a un taxista se le exige un permiso especial para conducir, una ficha de salud, y el aporte de impuestos.

Etiquetado como: