Autoridades buscan dejar atrás la 'Posición Común' que existe desde 1996

 30 abril, 2014

La Habana

Cuba
Cuba

La Unión Europea (UE) y Cuba cerrarán este miércoles en La Habana su primera ronda de negociaciones para normalizar sus relaciones y dejar atrás la 'Posición Común' de 1996, que condicionaba la cooperación del bloque a la situación de los derechos humanos en la isla.

Las conversaciones a puertas cerradas entre representantes europeos y cubanos comenzaron el martes con la discusión de las modalidades y hoja de ruta para las negociaciones, y continuarán posteriormente en Bruselas y La Habana en forma alternada.

Los analistas destacan que un acuerdo con la UE sería muy positivo para el gobierno de Raúl Castro, quien ha emprendido reformas económicas de mercado y ha eliminado las restricciones de viajes vigentes por medio siglo, aunque ha descartado acabar con el unipartidismo político.

"Lograr un acuerdo de diálogo y cooperación con la Unión Europea enviaría una señal clara de avances cubanos en la construcción de un mundo amistoso a las reformas económicas y liberalizaciones políticas que tienen lugar en la isla", dijo el analista Arturo López, de la Universidad de Denver, Estados Unidos.

"Tales desarrollos hacen más fácil la conversación sobre derechos humanos, en la que hay importantes diferencias de enfoque entre Cuba y el bloque", agregó López.

La delegación cubana la encabeza el vicecanciller Abelardo Moreno.

La UE lanzó el 10 de febrero este proceso de normalización para alentar a Raúl Castro a continuar su programa de reformas, que recibió otro espaldarazo a fines de enero con la presencia en La Habana de 30 mandatarios de América Latina y el Caribe en la cumbre de la Celac.

Sin embargo, los 28 países del bloque decidieron mantener durante las negociaciones la 'Posición Común', impulsada en 1996 por el entonces gobernante conservador español José María Aznar, que condiciona la cooperación europea a la situación de los derechos humanos en la isla.

"Como declaración de posturas y principios, la Posición Común cumplió un cometido, pero Europa se paralizó a sí misma en un paquete declaratorio sin buscar cada uno de los tres objetivos reconocidos: la transición a una democracia pluralista, la reforma económica y el mejoramiento de los estándares de vida del pueblo cubano", dijo López.

Cuba es el único país de América Latina que carece de un acuerdo de diálogo político con la UE, que en 2003 suspendió la cooperación con la isla tras el encarcelamiento de 75 disidentes cubanos (ya liberados).

Después de la reanudación del diálogo entre Cuba y la UE en junio de 2008, La Habana firmó acuerdos bilaterales con 15 países del bloque y desde entonces la UE ha destinado unos 80 millones de euros (110 millones de dólares) en ayuda a la isla.

También ha aumentado el comercio bilateral y la UE es el segundo socio comercial de Cuba detrás de Venezuela, con un intercambio de 3.700 millones de dólares en 2012, según las últimas cifras cubanas publicadas.

Etiquetado como: