La justicia europea había anulado, el 17 de diciembre, la inscripción del movimiento palestino en la lista negra de la UE

 19 enero, 2015
La UE tiene hasta el 17 de febrero para apelar la decisión
La UE tiene hasta el 17 de febrero para apelar la decisión

Bruselas

La Unión Europea decidió apelar la reciente decisión de la justicia europea de retirar a Hamás de la lista de organizaciones terroristas de la UE, anunció la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Esta decisión, condenada por Hamás como "inmoral", fue adoptada al principio de una reunión de ministros de Relaciones Exteriores destinada a discutir un fortalecimiento de la lucha antiterrorista.

La justicia europea había anulado el 17 de diciembre, por vicio de forma, la inscripción del movimiento palestino en la lista negra de la UE, en la que había sido inscrito en diciembre de 2001, tras los atentados del 11 de setiembre en Estados Unidos.

"Esta decisión estaba calaramente basada en cuestiones de procedimiento y no implicaba una evaluación por el Tribunal de la pertinencia de designar a Hamas como organización terrorista", señaló Mogherini en un comunicado.

"El combate contra el terrorismo sigue siendo una prioridad para la UE" que está "determinada a agotar el financiamiento" de esas actividades, en particular a través del congelamiento de haberes de los grupos inscritos en la lista negra, agregó.

En Gaza, Sami Abu Zuhri, portavoz de Hamás , estimó que "la obstinación de la UE en querer inscribir a Hamás en la lista de organizaciones terroristas es un acto inmoral que refleja la parcialidad de la UE en su conjunto en favor del ocupante israelí y que ofrece a este una cobertura para sus crímenes contra el pueblo palestino".

El tribunal había considerado que la inscripción de Hamás en la lista negra estaba fundada "no sobre hechos examinados y considerados en decisiones de autoridades nacionales competentes, sino en imputaciones factuales sacadas de la prensa e internet", contrariamente a lo establecido por la jurisprudencia.

Esta decisión colocó a la UE en una situación embarazosa y le valió una virulenta reacción de Israel.

La UE tiene hasta el 17 de febrero para apelar la decisión y recién dentro de 16 meses el tribunal se pronunciaría, según un experto.

Los efectos de colocar al Hamás en la lista negra —entre ellos la congelación de sus haberes en Europa— serán mantenidos provisionalmente a la espera de la decisión sobre el recurso. La UE deberá, a la espera de una decisión, actualizar cada seis meses esta medida, como lo exige el derecho europeo.

Tanto la Comisión europea como Francia y Reino Unido habían reaccionado a esta decisión al reafirmar que la UE seguía considerando al Hamás como "una organización terrorista" y que iban a recurrir la decisión de retirarlo de la lista negra.

Etiquetado como: