17 julio, 2014

Brasilia. EFE. Los líderes de los países de la Unasur se reunieron ayer con los jefes de Gobierno de los BRICS (Brasil, Rusia , India, China y Sudáfrica) y coincidieron en que el foro conjunto es la senda hacia un nuevo orden financiero global .

La cita, que se llevó a cabo a puerta cerrada en Brasilia, fue promovida por la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, cuyo país integra ambos grupos, y fue celebrada un día después de la VI Cumbre de los BRICS, en la que las cinco potencias emergentes formalizaron la creación de un banco de fomento volcado a naciones en desarrollo.

“Es una gran noticia para toda la región”, declaró tras la reunión el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien consideró que con el anuncio hecho por los BRICS sobre el banco “comienza a verse una nueva geopolítica mundial”.

Dilma Rousseff (centro) propició la reunión con Unasur en Brasilia. | AP
Dilma Rousseff (centro) propició la reunión con Unasur en Brasilia. | AP

En una línea similar se manifestó la jefa de Estado argentina, Cristina Fernández , quien sostuvo que la decisión del foro ayudará a la constitución de un “nuevo orden financiero global”, un objetivo que calificó de “ justo”.

Fernández aprovechó la tribuna para denunciar la “extorsión” que, en su opinión, sufre su país por parte de esos fondos, que constituyen menos del 8% de los acreedores de Argentina y se niegan a una reestructuración de la deuda.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, calificó el “lío” de Argentina con su deuda de “irracional” y aseguró que Fernández obtuvo respaldo y una clara “solidaridad ” de los BRICS y de los 12 países que integran la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) .

El gobernante uruguayo, José Mujica, se unió al coro y dijo que “en un mundo financiero” tan “imprevisible” e “inseguro”, los BRICS pueden colaborar y aportar un poco del “equilibrio necesario”.