Las víctimas volvían de una boda en la provincia de Ghazni cuando los dos automóviles en los que viajaban fueron alcanzados por la explosión,

 31 mayo, 2014
Agentes de seguridad afganos toman posiciones en el escenario de un asalto talibán en la sede del departamento de Justicia en Jalalabad (Afganistán).
Agentes de seguridad afganos toman posiciones en el escenario de un asalto talibán en la sede del departamento de Justicia en Jalalabad (Afganistán).

Al menos 12 personas, entre ellas siete mujeres, murieron este sábado por la explosión de una bomba casera al paso de sus vehículos en el este de Afganistán, anunciaron las autoridades locales.

Las víctimas volvían de una boda en la provincia de Ghazni cuando los dos automóviles en los que viajaban fueron alcanzados por la explosión, señaló a la AFP Shafiq Nang, portavoz del gobierno local.

"Doce civiles murieron, incluidas siete mujeres", dijo por su parte Abdula Jairjwah, gobernador del distrito de Giro, donde se registró el atentado.

La acción no ha sido reivindicada pero los artefactos caseros son una de las armas preferidas de los talibanes, artífices de una mortífera insurrección en Afganistán desde que fueron expulsados del poder por la coalición internacional liderada por Estados Unidos en la estela de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Las bombas caseras dejaron 962 muertos y 1.928 heridos civiles en 2013 y constituyeron la primera causa de víctimas civiles del conflicto, según un informe de la Misión de la ONU en Afganistán (UNAMA).

Etiquetado como: