Autoridades mexicananas hicieron el descubrimiento durante un operativo efectuado en Guanajuato, estado en el que el crimen organizado ha vuelto a florecer

 21 octubre

Guanajuato, México

Las autoridades de México se sorprendieron al incautar por primera vez un dron con explosivos y equipado con un detonador de radiofrecuencia. El hecho se registró en Guanajuato, un céntrico estado donde se ha recrudecido la violencia del crimen organizado, informaron fuentes oficiales.

Foto con fines ilustrativos.
Foto con fines ilustrativos.

El hallazgo ocurrió el viernes durante el arresto de cuatro hombres presuntamente vinculados al crimen organizado y quienes se trasladaban a bordo de un vehículo robado muy cerca del municipio de Salamanca, en una carretera que conecta con el vecino estado de Michoacán, informó la Policía Federal desplegada en la zona.

Esos sujetos "traían consigo un arma larga, (conocida como) cuerno de chivo, y también un dron (...) que se ha corroborado que es un artefacto explosivo con un detonador remoto y con una gran carga explosiva", comentó el fiscal de Guanajuato, Carlos Zamarripa.

Según el funcionario, en otras ocasiones ya se han detectado artefactos explosivos de este tipo, pero nunca instalados sobre un dron.

"Tanto el explosivo como el arma son de uso exclusivo del Ejército", por lo que se hará lo necesario para que los acusados sean procesados "en consecuencia", comentó Zamarripa.

De su lado, las autoridades no han podido investigar el lugar en el que los criminales pretendían sobrevolar el dron.

Desde principios de año, los episodios de violencia ligados al crimen organizado se han venido multiplicando en Guanajuato, estado que no hace mucho era considerado entre los más apacibles de México.

La semana pasada, varios cuerpos aparecieron desmembrados en el municipio de Celaya (un modus operandi clásico de sicarios de cárteles), mientras que las autoridades arrestaron a numerosos cabecillas de bandas criminales.

Guanajuato es disputado por los poderosos cárteles Jalisco Nueva Generación, Sinaloa y Los Zetas.

En setiembre fueron asesinadas ocho personas en ese estado, entre ellas, cuatro policías, y en agosto tres policías de Salamanca fueron secuestrados por hombres armados y poco después sus cadáveres fueron hallados. Además, el director de la policía de Celaya fue asesinado junto con su guardia de seguridad.