Ataque dejó 30 heridos

 7 octubre, 2014
Un miembro de los servicios de emergencia extingue el fuego tras la explosión de un coche bomba en Bagdad.
Un miembro de los servicios de emergencia extingue el fuego tras la explosión de un coche bomba en Bagdad.

Diecisiete personas murieron en un atentado suicida cerca de la ciudad iraquí de Samarra, cuando un kamikaze embistió su coche bomba contra unas casas utilizadas por milicianos chiitas, indicaron el martes fuentes policiales y médicas.

El ataque, que dejó además 30 heridos, se produjo el lunes por la noche en Abasiya, a unos 15 kilómetros de Samarra, al norte de Bagdad. Dos casas quedaron completamente destruidas.

"Los destrozos son enormes. Estas casas, situadas en el Tigris, habían sido confiscadas por los milicianos para utilizarlas como puestos de observación", afirmó un oficial de la policía.

Precisó que los milicianos vigilaban el río para impedir que los yihadistas sunitas del Estado Islámico (EI) crucen el Tigris y pasen a la orilla oeste.

La carretera principal que va de Bagdad al norte de Irak cruza Samarra por la ribera oeste del río.

Esta ciudad de mayoría sunita alberga uno de los lugares más venerados por los musulmanes chiitas en Irak. Está protegido por contingentes de milicianos de esta confesión.

Etiquetado como: