Según la policía, los ultraortodoxos planeaban cometer actos de provocación

 21 mayo, 2014

Jerusalen

La policía israelí anunció este miércoles que tomará medidas de precaución, como el arresto domiciliario, contra tres jóvenes ultraderechistas que “planeaban cometer actos de provocación durante la visita del papa Francisco”.

“La policía y el Shin Beth (servicio de inteligencia) tomaron medidas de precaución contra varios militantes de extrema derecha, quienes, según informaciones planeaban cometer actos de provocación durante la visita del papa”, los días 25 y 26 de mayo, indicó un portavoz policial a la AFP.

Cristianos compran camisetas con la imagen del Papa Francisco en Tel Aviv donde el sumo pontífice dará misa el 25 de mayo.
Cristianos compran camisetas con la imagen del Papa Francisco en Tel Aviv donde el sumo pontífice dará misa el 25 de mayo.

“Estas medidas de seguridad tendrán vigencia durante un periodo de cuatro días”, indicó el portavoz Luba Samri.

No fue brindado ningún detalle sobre la naturaleza de estos “actos de provocación”.

Según los medios de comunicación, estos jóvenes activistas quedarán en arresto domiciliario o se les prohibirá abandonar su ciudad de residencia a partir del jueves. El ejército estará a cargo de poner en práctica estas medidas.

Estas órdenes restrictivas se aplicarán en particular a dos estudiantes de una yeshiva (escuela talmúdica) ubicada en el Monte Sion, donde el papa celebrará una misa en el Cenáculo, lugar donde tuvo lugar la Última Cena de Jesucristo y sus apóstoles para los cristianos, y de la tumba del rey David para los judíos, indicó el diario Haaretz.

Dos concentraciones de judíos ultraortodoxos y nacionalistas religiosos, que consideran “impía” la celebración de una misa en el Cenáculo por parte del jefe de la Iglesia católica, ya tuvieron lugar en este lugar santo, que cataliza las tensiones desde hace varias semanas. Para este jueves está prevista otra concentración similar en el mismo lugar.