10 marzo, 2014

México AFP El capo mexicano Nazario Moreno, alias el Chayo, jefe de narcotraficantes de la región de Michoacán (oeste) y que había sido dado por muerto oficialmente en 2010, fue ultimado la madrugada del domingo en un enfrentamiento, confirmó una fuente gubernamental.

Un hombre que murió en un enfrentamiento con militares “fue identificado como Nazario Moreno”, dijo la fuente.

Peritos de la Fiscalía mexicana hicieron pruebas genéticas al cuerpo para determinar su identidad.

El enfrentamiento ocurrió en los alrededores de la ciudad michoacana de Apatzingán (500 km al oeste de la capital) con la Marina.

El Chayo fue fundador del cartel La Familia y la fuente gubernamental indicó que en la actualidad estaba entre los dos principales jefes de los Caballeros Templarios, una escisión de La Familia.

La vocera del gobierno de Michoacán, Guadalupe Santacruz Esquivel, dijo que en el enfrentamiento “al parecer también hubo varios detenidos que fueron trasladados por los propios marinos al puerto de Lázaro Cárdenas” (Michoacán).

Oficialmente muerto. Moreno estaba oficialmente muerto desde que el 10 de diciembre del 2010 el anterior gobierno, de Felipe Calderón (Partido Acción Nacional, PAN), anunció que la Policía lo había ultimado en una zona serrana de Apatzingán, aunque nunca se ofrecieron pruebas públicas ni fue encontrado su cuerpo.

Tiempo después, empezaron a surgir testimonios de que habían visto a Moreno en varios puntos de Michoacán, lo cual llevó al actual gobierno de Enrique Peña Nieto (Partido Revolucionario Institucional, PRI) a reconocer que no tenían pruebas ni de que siguiera con vida ni de su muerte.