Legislación permitiría bloquear páginas web sin orden previa de un tribunal

 20 febrero, 2014

ANKARA AFP. A pesar de las críticas, el presidente turco, Abdulá Gul, dio el ejecútese a una ley que refuerza el control de Internet , lo que le llevó a perder ayer decenas de miles de seguidores en Twitter.

El jefe del Estado anunció finalmente el martes, al anochecer, en su propia cuenta de Twitter, que promulgaba las enmiendas a la ley sobre Internet del 2007, consideradas por la oposición turca, la Unión Europea, Estados Unidos y numerosas organizaciones no gubernamentales internacionales, como medidas que matan la libertad.

Abdulá Gul, un aficionado a las redes sociales, justificó su decisión después de obtener la garantía del gobierno del primer ministro Recep Tayyip Erdogan de que modificaría rápidamente algunas de las disposiciones más controvertidas de dicho texto.

Informes de prensa dicen que cerca de 80.000 personas dejaron de seguir en Twitter al presidente de Turquía, Abdulá Gul, después de que firmó una ley que aumenta los controles del Gobierno a la Internet. | AP.
Informes de prensa dicen que cerca de 80.000 personas dejaron de seguir en Twitter al presidente de Turquía, Abdulá Gul, después de que firmó una ley que aumenta los controles del Gobierno a la Internet. | AP.

El martes por la tarde, el ministro de Comunicaciones, Lufti Elvan, anunció a los grupos parlamentarios que la autoridad gubernamental de telecomunicaciones (TIB) se vería obligada finalmente a pedir, en un plazo de 48 horas, la confirmación de un juez para bloquear un sitio de Internet.

Reformas. En el texto inicial adoptado por la mayoría del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista conservador, en el poder), la TIB podía bloquear un sitio sin acudir a la Justicia en caso de atentado a la vida privada o si contenía informaciones consideradas discriminatorias o insultantes.

Ese cambio no satisfizo a los adversarios del texto. Pocas horas después de que anunció su decisión, más de 80.000 internautas anularon su suscripción a la cuenta de Twitter de Gul, quien aún conservaba 4,3 millones de adeptos.

Reacciones. “Lo primero que hay que hacer es desabonarse”, tuiteó un internauta llamado Mevan. “Bienvenido a la era de la censura en Internet”, manifestó en la red social otro aficionado, Tanikunal.

Haciéndose eco de esos temores, el diario liberal Radikal señaló que la TIB había bloqueado ayer el sitio del grupo de piratas informáticos turcos Redhack, que había publicado los números de los teléfonos celulares de los “candidatos ladrones” del partido en el poder para las elecciones municipales del 30 de marzo en Estambul.

Etiquetado como: