23 agosto, 2016
Un ataque en Siria, cerca de la frontera con Turquía dejó decenas de víctimas.
Un ataque en Siria, cerca de la frontera con Turquía dejó decenas de víctimas.

Ankara

La artillería turca bombardeó este martes posiciones del Estado Islámico (EI) en Siria, mientras centenares de rebeldes sirios apoyados por Ankara preparan, del lado turco, una ofensiva contra los yihadistas.

La ofensiva está dirigida contra la localidad de Jarablos, último punto de paso controlado por el EI en la frontera turco-siria.

Dos obuses cayeron en la localidad turca de Karkamis (sudeste), cerca de la frontera con Siria y justo frente a Jarablos, sin causar heridos según la cadena de información CNN-Türk.

En respuesta, unos 60 obuses de la artillería turca impactaron durante la madrugada cuatro posiciones del grupo EI en Jarablos, indica esta cadena.

Los bombardeos se producen mientras cientos de rebeldes sirios apoyados por Ankara preparan en el lado turco de la frontera una ofensiva para tomar el control de Jarablos, según fuentes rebeldes y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

¿Qué pretenden?

Con esta operación, Turquía quiere impedir que las milicias kurdas tomen el control de esta localidad y, al mismo tiempo "abrir un corredor para los rebeldes moderados", según un responsable turco.

Rami Abdel Rahmane, director del OSDH explicó a la AFP que los bombardeos turcos quieren "impedir el avance de las Fuerzas democráticas sirias (FDS) hacia Jarablos", e impedir que los kurdos ganen más posiciones en la frontera.

Las FDS son una alianza de combatientes kurdos y de grupos armados árabes que luchan contra el EI.

El lunes por la noche, la artillería ya había bombardeado posiciones de esta milicia, de la milicia kurda PYD (Partido de la Unión Democrática) y del EI en el norte de Siria, informó la prensa local.

Turquía califica al EI y al PYD de organizaciones terroristas y los combate pese a que su aliado estadounidense apoya a los kurdos que luchan contra los yihadistas en Siria.

Esta cuestión, así como la extradición del antiguo imán Fethullah Gülen, que las autoridades turcas afirman que orquestó el golpe de Estado fallido del pasado 15 de julio en Turquía, será tratada durante la visita del vicepresidente estadounidense, Joe Biden, a Ankara este miércoles.

Gülen vive desde 1999 exiliado en Estados Unidos.

Etiquetado como: