26 marzo, 2015
Vista general del lugar donde se produjo un ataque terrorista, en el Museo del Bardo, en Túnez, este 18 de marzo.
Vista general del lugar donde se produjo un ataque terrorista, en el Museo del Bardo, en Túnez, este 18 de marzo.

Veintitrés sospechosos de complicidad con los autores del ataque del 18 de marzo contra el museo del Bardo de Túnez fueron detenidos y otros cuatro están prófugos, informó este jueves el ministro del Interior.

"Veintitrés personas, entre ellas una mujer, que constituían una célula terrorista fueron detenidas", dijo el ministro, Najem Gharsalli, en rueda de prensa. Añadió que el 80% de esta célula implicada en el ataque al museo fue desmantelada.

Todos los detenidos son tunecinos. Dos marroquíes, un argelino y un tunecino se dieron a la fuga. Este último, Maher Ben Muldi Gaidi, está acusado de haber suministrado armas automáticas a dos francotiradores que mataron a 21 personas (20 turistas extranjeros y un policía), añadió la fuente.

El ministro afirmó que la operación terrorista fue dirigida por el terrorista Lokman Abu Sakhr, un yihadista de nacionalidad argelina considerado como uno de los dirigentes de Okba Ibn Nafaa, un grupo yihadista afiliado a al-Qaeda que se asentó en las montañas fronterizas con Argelia.

El ataque, sin embargo, fue reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI), una organización yihadista rival de al-Qaeda.

"En estos momentos no se puede dar un mombre (del grupo responsable del ataque). Lo que sí es seguro es que existen vínculos con Okba Ibn Nafaa", recalcó el ministro.

Según el ministro, los sospechosos se dividen en tres grupos: el primero supervisa, el segundo planifica y el tercero ejecuta.