En enero se reanudaron las corridas en la plaza de La Santamarí, tras cuatro años de cierre

 19 febrero

Bogotá

Unas 30 personas, principalmente agentes policiales, resultaron heridas por una explosión ocurrida en la mañana del domingo cerca de la plaza de toros de Bogotá, donde se reanudaron en enero las corridas en medio de protestas, tras cuatro años de cierre.

Aunque inicialmente el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, presente en el lugar de la explosión, informó de la muerte de un agente policial, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, rectificó la información y dijo que "no hay víctimas mortales".

"Condenamos atentado con explosivos. Inaceptable uso de violencia. Nos informa la policía agentes están heridos no hay víctimas mortales", dijo Cristo en Twitter.

Oficiales heridos. Según la información inicial de la Alcaldía, "31 personas (quedaron) heridas, dos de ellas de gravedad, tras explosión ocurrida en el barrio La Macarena", zona del centro de la capital colombiana donde se encuentra el coso de La Santamaría.

Ni la Policía ni las autoridades nacionales habían confirmado el número de heridos ni su estado de salud. Mientras que el despacho del alcalde se disculpó por haber notificado de la muerte del uniformado, tras confirmar con sus servicios de salud que "el patrullero continúa con vida".

"Un funcionario de secretaría de salud había dado un dato errado que nos hizo incurrir en error", dijeron.

La explosión afectó principalmente a uniformados que participaban del operativo de seguridad previo a la corrida de toros prevista para horas de la tarde.

El presidente Juan Manuel Santos condenó también en Twitter el "ataque contra policías que garantizaban seguridad en La Macarena".

"Investigaciones deben avanzar para capturar a responsables", dijo el mandatario colombiano, quien manifestó su "solidaridad con los policías heridos".

En cuanto a la corrida prevista para la tarde del domingo, el alcalde Peñalosa dijo que "todo el sector de La Macarena y alrededores de la Plaza Santamaría (está) asegurado" y "quienes deseen ir a la corrida pueden hacerlo con seguridad".

Poco antes, un helicóptero de la Policía sobrevoló el área.

"Los terroristas no nos van a intimidar. Y vamos a hacer todo lo que sea necesario para capturarlos", añadió el alcalde, que se encuentra en la zona de los hechos junto a su secretario de seguridad y otras autoridades.

 Enrique Penalosa, alcalde de Bogotá, habla con la prensa sobre la explosión ocurrida en la mañana del domingo cerca de la plaza de toros de esa ciudad.
Enrique Penalosa, alcalde de Bogotá, habla con la prensa sobre la explosión ocurrida en la mañana del domingo cerca de la plaza de toros de esa ciudad.

Protestas. No se conocen los autores del hecho y las autoridades tampoco han dicho todavía si sospechan que se trate de una acción contra la actividad taurina.

Pero la lcaldía informó que se ha convocado un consejo de seguridad extraordinario para la tarde del domingo, luego del cual se darán más detalles de lo ocurrido.

La plaza de La Santamaría reabrió el 22 de enero en medio de fuertes protestas y enfrentamientos de grupos antitaurinos con la policía. Desde entonces, un fuerte operativo de seguridad, integrado por centenares de uniformados, se ha puesto en marcha cada domingo de corridas en las afueras del coso.

La Corte Constitucional de Colombia ordenó reabrir La Santamaría, luego de que el exalcalde izquierdista Gustavo Petro canceló en el 2012 el contrato de la Corporación Taurina de Bogotá (CTB) para administrar el redondel, en medio de una campaña contra el maltrato animal.

Etiquetado como: