Iniciativa busca legalizar el aborto en caso de violación, riesgo de vida para la madre o inviabilidad fetal

 6 septiembre, 2016
Diputados chilenos celebran la aprobación de la ley que despenaliza el aborto en tres causales
Diputados chilenos celebran la aprobación de la ley que despenaliza el aborto en tres causales

Santiago (Chile)

La legalización del aborto en tres circunstancias especiales fue aprobada este martes en la Comisión de Salud del Senado chileno, avanzando en su tramitación parlamentaria en Chile donde la interrupción del embarazo no está permitida en ningún caso.

Después de que la decisiva ley fuera aprobada en la Cámara de Diputados en marzo pasado, la iniciativa fue aprobada por tres votos a favor y dos en contra en la comisión de Salud del Senado.

Ahora debe ser estudiada en la comisión de Constitución, Legislación y Justicia, antes de ser votada en general en la sala.

"Estoy en contra de la legalización del aborto, pero acá estamos hablando de causales excepcionales", dijo la legisladora oficialista Carolina Goic, que respaldó la iniciativa para establecer el aborto en caso de violación, riesgo de vida para la madre o inviabilidad fetal.

"El aborto tiene dos víctimas: la mujer y el niño en su vientre", afirmó por su parte el legislador derechista Francisco Chahuán, contrario a la normativa.

Oficialmente en Chile se registran unos 30.000 abortos provocados o espontáneos de acuerdo a los egresos hospitalarios, pero no hay certeza del número que se realiza en la clandestinidad. Estimaciones extraoficiales indican que cada año se realizan unos 160.000 abortos clandestinos.

Hasta 1989 y por más de 50 años, el aborto estuvo permitido en casos de peligro de muerte de la madre o inviabilidad del feto. Pero antes de dejar el poder, el exdictador Augusto Pinochet (1973-1990) lo prohibió, manteniéndose esa decisión inalterada más de dos décadas, siendo uno de los pocos países del mundo donde la interrupción del embarazo no está permitida bajo ninguna circunstancia.

Médico pediatra de profesión que impulsó en su anterior mandato (2006-2010) la entrega de la 'píldora del día después', la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, volvió a desafiar con esta medida a los grupos conservadores, en sintonía con la mayor parte de la población chilena que en un 70% aprueba la iniciativa en las tres causales mencionadas, de acuerdo a sondeos.

Etiquetado como: